Acercarse a un vecino ruidoso – Acústica residencial®

Muchos de nosotros conocemos la frustración de tener un vecino ruidoso y sentir que nunca tendrás paz mental mientras vivas allí. A veces, se pueden utilizar soluciones acústicas y de insonorización como cortinas acústicas, máquinas de ruido blanco, arreglo de fugas de sonido, etc. A pesar de la cantidad de soluciones, a veces el ruido puede ser tan fuerte que hay que ir a la puerta de al lado y hablar con ellos.

Según nuestra experiencia, la mayoría de los vecinos cooperarán con usted y, a veces, es posible que ni siquiera se den cuenta del ruido que estaban haciendo. Sin embargo, sabemos que no todos los vecinos reaccionarán de manera positiva o incluso cooperarán. Entonces, ¿qué pasos puedes tomar antes de volverte loco por la falta de sueño?

Cómo lidiar con un vecino ruidoso

Paso 1: enfoque con una actitud de ganar-ganar

Sabemos que hemos dicho esto antes, pero la solución más simple a veces es la mejor. Puede ser intimidante para muchas personas acercarse a un vecino molesto o ruidoso. Sin embargo, si eres cortés y asertivo cuando les pides que bajen el volumen, puede ser el único paso que debas tomar.

A veces, el vecino ni siquiera está en casa cuando ocurre el ruido. Por ejemplo, es posible que haya ido a trabajar y haya dejado un perro molesto en casa y no deja de ladrar. En otros casos, los pisos y las paredes pueden ser tan delgados que lo que puede parecer un nivel de ruido normal para su vecino podría ser extremadamente molesto para usted.

Paso 2: advertir sobre problemas de ruido

Si hablar con ellos no funciona, envíeles una copia de la ordenanza local sobre ruido o el contrato de arrendamiento con una nota que le recuerde a su vecino lo que dijo antes. Asegúrese de incluir los detalles de la situación y hágales saber que se comunicará con las autoridades pertinentes si no comienzan a hacer un esfuerzo para hacer menos ruido. Esperemos que este método funcione, pero si no es así, todavía tenemos algunos consejos más para ti.

Enfrentar o escribir una carta a su vecino ruidoso puede parecer intimidante, pero podría ser una solución fácil a su problema.

Paso 3: Reportar quejas por ruido

Si sigue sin haber respuesta, puedes ponerte en contacto con tu casero o comunidad de propietarios y darles un informe detallado de la situación. Si varios inquilinos o propietarios envían solicitudes simultáneamente (escritas o verbalmente), las posibilidades de que el problema se resuelva aumentan. Las quejas por escrito funcionan mejor que las verbales, ya que puede entrar en más detalles al describir el problema, asegurándose de que se tome más en serio.

Además, intente tomar grabaciones de audio y video de los ruidos molestos para mostrarle al propietario. Algunas oficinas de arrendamiento requieren evidencia como esta, o no podrán ayudar. Proporcionar evidencia de múltiples ocurrencias de la perturbación del ruido también podría ayudar en su caso.

Paso 4: Comuníquese con la policía/control de animales

Si nadie parece ayudar, siempre puede ponerse en contacto con la policía o el control de animales. Obviamente, dar este paso no ayudará mucho a mejorar su relación con su vecino, pero puede ser su último recurso. Es posible que la policía no quiera involucrarse si se trata de un problema con un perro que ladra, por lo que es posible que deba comunicarse con el control de animales para eso. Por último, puede llevar a su vecino ruidoso a la corte de reclamos menores por molestia. Los tribunales de reclamos menores no requieren un abogado y el proceso es mucho más fácil que en un tribunal regular.

Si tiene alguna pregunta sobre la insonorización o la acústica, ¡comuníquese con nosotros! También ofrecemos una variedad de cortinas insonorizadas personalizables que pueden adaptarse a cualquier hogar o negocio.

Resumen: lidiar con un vecino ruidoso

Si ninguno de nuestros métodos funcionó para usted, el último y más extremo paso sería contratar a un abogado y presentar una demanda contra sus vecinos.

Confrontar o denunciar a sus vecinos ruidosos puede ser difícil, especialmente si le preocupa dañar su relación con ellos. Sin embargo, es desconsiderado de su parte molestarte constantemente. No olvides seguir estos pasos cuando trates con vecinos ruidosos:

  • Acércate a ellos con una buena actitud.
  • Adviértales que se pondrá en contacto con el propietario o la policía si no se detienen.
  • Tome medidas y repórtelo al arrendador
  • Póngase en contacto con la policía o el control de animales si es necesario.