7 acciones si tu vecino presenta quejas falsas por ruidos

Última actualización: 8 de agosto de 2022 a las 10:42 am

No se puede negar que puede ser estresante lidiar con ruidos no deseados que perturban la paz y la tranquilidad de su hogar. Hay muchos artículos disponibles, incluidos los de los ayuntamientos, que explican cómo puedes actuar en estas circunstancias.

Sin embargo, ¿qué pasa si estás en el extremo receptor de una queja falsa? Puede ser preocupante y estresante, especialmente si alquila su casa y teme que lo desalojen por ser una molestia.

Toda persona tiene derecho a una vida pacífica en su hogar. Entonces, veamos cuáles deberían ser sus primeros pasos si recibe una queja por ruido que considera injusta.

7 acciones si tu vecino está haciendo quejas de ruido falso

1. Obtenga los detalles

Para abordar una queja en su totalidad, necesita tanta información como sea posible. Si la queja provino directamente de su vecino, intente concertar una charla con ellos donde puedan expresar sus quejas. Muchas veces, esto resolverá el problema. A la gente le gusta sentirse escuchada, así que al escuchar, puedes quitarle un poco de viento a sus velas, especialmente si se trata de una queja falsa.

Si proviene del ayuntamiento o de su arrendador, hable con ellos para averiguar la naturaleza exacta del problema.

2. Considere la queja

Ser acusado de cualquier tipo de delito es desagradable, y nuestro primer instinto es ponernos a la defensiva. No soy yo; son ellos, no son razonables, quieren atraparme, etc.

Antes de responder, vale la pena ser honesto contigo mismo y considerar su queja. Léelo detenidamente y, si se menciona alguna ocasión, mira hacia atrás y piensa detenidamente si algo de lo que hiciste podría haber sido molesto sin darte cuenta.

Suponiendo que esté seguro de que la queja no tiene fundamento, continúe con el siguiente paso. Si cree que puede haber una pepita de verdad, su respuesta depende de cómo su vecino haya presentado la queja. Si ponen una nota a través de tu puerta y por lo general estás en buenos términos, aparecer para conversar puede ser el truco. Discúlpese por molestarlos y trate de encontrar la mejor manera de proceder juntos.

Si es una carta oficial, responda según las instrucciones. Reconozca el problema y explique lo que piensa hacer para solucionarlo.