¿Quién es responsable de la insonorización entre viviendas?

Última actualización: 20 de enero de 2023 a las 13:35

Es difícil saber quién es responsable de la insonorización entre pisos, ya que no existe una guía o ley clara sobre este tema. Uno podría pensar que la responsabilidad recae únicamente en el propietario/arrendador que está conectado a un edificio, pero no siempre es así.

La responsabilidad depende de la situación, por lo que es importante familiarizarse con las diferentes opciones y escenarios. En este artículo, profundizaremos en dónde puede recaer esta responsabilidad y las formas en que puede realizar este procedimiento como propietario e inquilino.

¿Es responsabilidad del propietario?

La respuesta a esta pregunta es ambigua porque hay nuevas leyes claras en torno a la insonorización entre viviendas. Esto significa que los propietarios no tienen la obligación legal de garantizar que sus edificios estén insonorizados de ninguna forma.

Habiendo dicho esto, los inquilinos tienen un derecho legal al disfrute tranquilo, una ley que se estableció en las leyes de bienes raíces. La Ley de Disfrute Tranquilo establece que un inquilino tiene derecho a vivir en paz, hasta cierto punto. Esta ley puede ayudar con los ruidos no deseados que rodean una propiedad, pero es importante tener en cuenta que esta ley no le otorga el derecho a un silencio total, que puede garantizar la insonorización.

Por lo tanto, la insonorización total que bloquearía los ruidos típicos como hablar no cae realmente en manos del propietario. Dicho esto, los propietarios pueden beneficiarse de implementar medidas de insonorización en sus pisos.

Beneficios para propietarios

Si bien no es un requisito legal que los propietarios implementen la insonorización entre los apartamentos, hay muchos beneficios para todos los involucrados.

Como arrendador, puede mantener satisfechos a los inquilinos insonorizando el área que está alquilando y evitando quejas por ruido en el futuro. Este tipo de quejas puede volverse bastante costosa y llevar mucho tiempo, y es mejor evitarlas por completo.

También puede evitar cualquier problema legal asegurándose de que esto se implemente al principio del proceso de alquiler/antes de que alguien se mude.

Un buen punto de venta

Puede anunciar su(s) piso(s) como si estuvieran insonorizados, lo que atraerá a los residentes a quedarse más tiempo y atraerá a nuevos residentes a la zona si está alquilando varios pisos. Muchos inquilinos tienen ciertos criterios que buscan cuando buscan un piso, y esto a menudo incluye suficiente insonorización entre pisos.

Un buen nivel de privacidad es importante para casi todos, y la insonorización lo permite. Esto aumentará significativamente el valor de su edificio y garantizará un proceso de alquiler más rápido en el futuro.

Lea también: ¿Es ilegal tener piso de madera en un piso de arriba?

Mantenga a los inquilinos regresando

Desea asegurarse de que los inquilinos estén satisfechos con su contrato de alquiler y esperar que se queden por un período más largo. Si esto no es posible, también sería beneficioso si los inquilinos dejaran una reseña sólida para futuros inquilinos y dejaran una reseña feliz de su estadía.

Los estudios muestran que los edificios insonorizados permiten un mejor sueño, la prevención de problemas auditivos y de salud y un mejor bienestar general.

El ruido innecesario puede afectar sus niveles de comodidad mientras está en casa de varias maneras. Es probable que los inquilinos continúen alquilando en un área tranquila y pueden recomendar el área a un amigo debido a esto.

Mantenga el calor dentro y fuera

Los materiales que se utilizan en el proceso de insonorización contienen propiedades aislantes, lo que significa que el calor no puede entrar ni salir del piso. La insonorización significa paredes más densas y ventanas y puertas aisladas.

Esto significa que los inquilinos no necesitarán usar tanta calefacción durante los meses más fríos y no necesitarán usar aire acondicionado en los meses más cálidos. Si bien puede costar dinero insonorizar el edificio, ahorrará en las facturas de energía, por lo que debería equilibrarse. ¡Junto con esto, es un beneficio adicional para los inquilinos!

¿Quién más es responsable?

En algunos casos, los inquilinos pueden llevar el problema del ruido excesivo al ayuntamiento. Esta es una buena opción si el arrendador/propietario a cargo del edificio no se hace responsable de los problemas de sonido excesivos.

Los inquilinos tienen derecho a vivir en paz; por lo tanto, es posible que el consejo local deba intervenir si el propietario se niega a solucionar los problemas de ruido mediante la insonorización.