Equilibrio de absorción y difusión: estrategias para un entorno acústico óptimo

Diseñar el entorno acústico perfecto es en parte arte y en parte ciencia. Requiere una comprensión integral del espacio en sí, sus usos previstos y las limitaciones presupuestarias, así como una gran sensibilidad a cómo estos factores interactúan para dar forma a la calidad general del sonido dentro de un entorno particular.

Dos componentes fundamentales en este proceso de diseño sonoro son la absorción y difusión del sonido. Al agregar materiales como paneles absorbentes de sonido a una pared o colgar difusores de sonido en el techo, puede influir significativamente en el comportamiento y la percepción del sonido en un ambiente interior. Esto hace que sea fundamental considerar y equilibrar cuidadosamente estos factores en prácticamente cualquier tratamiento acústico.

¿Qué implica eso?

En esta guía, profundizaremos en la ciencia y la aplicación de la absorción y la difusión, explorando cómo manipular estas variables para optimizar la acústica de la sala en diferentes espacios.

¿Qué factores afectan el comportamiento del sonido en una habitación?

Antes de profundizar en los matices de la absorción y la difusión, es fundamental comprender los factores más amplios que darán forma a nuestra estrategia de tratamiento acústico. Estas consideraciones fundamentales proporcionarán el contexto fundamental en el que aplicaremos nuestro conocimiento de absorción y difusión:

Tamaño de la habitación

El volumen y la geometría de una habitación influyen en el comportamiento de las ondas sonoras dentro de ese espacio.

En lugares más grandes, las ondas sonoras tienen más espacio para viajar y rebotar antes de disiparse o absorberse. Esto puede provocar una reverberación excesiva, lo que podría provocar que el sonido se distorsione o haga eco, sin mencionar una serie de otros problemas relacionados con el sonido, como:

  • Distribución desigual del sonido.
  • Falta de control de graves
  • Sonido poco claro
  • Acumulación de contenido infrasónico

Por el contrario, las salas más pequeñas también pueden presentar desafíos únicos en lo que respecta al tratamiento del sonido.

En estos espacios más compactos, las ondas sonoras se reflejan rápidamente en las superficies, creando un ambiente sonoro dinámico y animado que puede dar como resultado una calidad de sonido cuadrada. En un espacio confinado, ciertas ondas sonoras, especialmente las de baja frecuencia, no tienen suficiente espacio para desarrollarse y difundirse por completo. Si a esto le sumamos la colisión de ondas sonoras, la calidad del audio puede verse aún más afectada.

Además, sin un aislamiento acústico adecuado, el sonido de estos espacios puede filtrarse a otras habitaciones.

Propiedades de la superficie en la habitación.

El tipo y las características de las superficies de una habitación juegan un papel fundamental en cómo las ondas sonoras interactúan con el espacio. Además, también debe tener en cuenta la geometría de la habitación (su forma, tamaño de la habitación y la disposición de las superficies dentro de ella), ya que eso afectará significativamente el comportamiento de las ondas sonoras y, por lo tanto, el tipo de tratamientos acústicos necesarios.

Las superficies duras y reflectantes, como el hormigón o el vidrio, hacen rebotar ondas sonoras, lo que puede provocar ecos y reverberaciones no deseados. En el contexto adecuado, estas superficies pueden crear un sonido vivo, pero sin una gestión y un diseño adecuados, podrían restar calidad al espacio.

En el otro extremo del espectro, las superficies suaves y absorbentes, como alfombras o muebles tapizados, absorben las ondas sonoras, impidiendo que reboten por la habitación. Si bien esto puede ayudar a minimizar el eco y la reverberación, demasiadas superficies absorbentes pueden hacer que la habitación suene apagada o sin vida.

Lograr el equilibrio adecuado entre superficies reflectantes y absorbentes es clave para crear un entorno acústico óptimo.

Propósito previsto para la habitación

¿Qué esperas conseguir en una habitación mediante el tratamiento acústico?

Ya sea claridad, aislamiento de sonido, reverberación o alguna otra propiedad acústica, debe alinearse con la función prevista del espacio.

Tomemos como ejemplo un estudio de grabación. Aquí, lo que busca es crear un entorno donde el sonido pueda grabarse y monitorearse con precisión, sin que el ruido exterior contamine la grabación o que reflejos no deseados enturbien el sonido. Por otro lado, pensemos en una sala de estar. Es posible que desees optimizarlo para conversaciones informales, mirar televisión o escuchar música, con un entorno de sonido más equilibrado que sea cómodo para el uso diario.

En cualquier caso, el objetivo del tratamiento acústico será diferente, al igual que los métodos empleados para lograrlo.

¿Qué es la absorción acústica?

La absorción de sonido es el proceso mediante el cual la energía de una onda sonora se reduce a medida que pasa a través de un material.1 Esta reducción de la energía sonora puede mejorar en gran medida la calidad del sonido dentro de un espacio al eliminar ecos o reverberaciones no deseados.

Cuando una onda sonora encuentra un material absorbente (como espuma, tela o aislamiento), un porcentaje de la energía de la onda sonora se convierte en calor dentro del material, lo que reduce efectivamente la cantidad de sonido reflejado de regreso a la habitación. Al colocar estratégicamente materiales absorbentes en una habitación, puede evitar que las ondas sonoras reboten continuamente en una superficie dura y se acumulen con el tiempo, lo que puede causar disonancia en una habitación.

Dicho esto, no todos los materiales absorben las frecuencias del sonido por igual. Ciertos materiales pueden ser excelentes para absorber sonidos de frecuencias más altas, como voces, mientras que otros pueden ser ideales para sonidos de frecuencias más bajas, como los tonos graves.

Los materiales convencionales utilizados para amueblar un espacio, como alfombras, cortinas y muebles, contribuirán a la absorción acústica general de la habitación. Pero para una verdadera optimización acústica, es necesario considerar la posibilidad de agregar material especializado que absorba el sonido a las paredes, techos y pisos. Los materiales absorbentes de sonido populares incluyen:

  • Panel acústico PolyMax
  • Lana de madera
  • Eliminador de eco o celulosa CFAB
  • Panel acústico envuelto en tela
  • Paneles acústicos de espuma.
  • Sistemas de muro tensado Wallmate

¿Qué es la difusión del sonido?

La difusión, en el contexto de la acústica, se refiere a la propagación o dispersión de ondas sonoras cuando encuentran una superficie u objeto. A diferencia de la absorción, que se centra en absorber la energía del sonido, la difusión busca distribuir uniformemente las ondas sonoras por todo el espacio para fomentar un entorno sonoro más equilibrado y armonioso.2

Un difusor bien diseñado, normalmente fabricado con superficies duras, planas o complejas, puede dispersar el sonido en múltiples direcciones, reduciendo así los casos de reflexiones directas. Por ejemplo, los difusores ayudan a evitar que las ondas sonoras se agrupen, se concentren en un solo punto o colisionen, lo que ayuda a reducir o eliminar la interferencia del sonido.

Al colocar estratégicamente difusores en los puntos de reflexión principales, puede eliminar tanto los puntos calientes (áreas con alta concentración de sonido) como las zonas muertas (áreas con mínimo o ningún sonido). Los tipos comunes de difusores incluyen:

  • Paneles difusores curvos
  • Deflectores de lona
  • Deflectores colgantes
  • Barreras acústicas
  • Nubes de ondas susurrantes
  • Difusores de sonido piramidales
  • Difusores cuadráticos

Sin embargo, es fundamental tener en cuenta que la difusión no es ideal para todos los espacios. En términos generales, los difusores suelen reservarse para entornos más grandes y especializados donde la claridad del sonido impacta profundamente la experiencia de la audiencia, como por ejemplo:

  • Auditorios
  • Teatros
  • Grandes salas de conferencias
  • Aulas de música

En estos espacios expansivos, hay más espacio para que las ondas sonoras posdifusión viajen y se propaguen antes de disiparse.

Dicho esto, un ingeniero de sonido experto también puede agregar difusores a una habitación pequeña para que suene más grande. Pero eso requiere un examen cuidadoso del espacio para entender cómo viaja el sonido dentro de los confines de la habitación antes de colocar los difusores, prestando especial atención a:

  • Irregularidades espaciales
  • Golpes o golpes en las características de decadencia.
  • Tasas de descomposición

¿Por qué es importante el tratamiento acústico?

Como se mencionó, el tratamiento acústico ideal para cualquier espacio dependerá del tamaño de la habitación, las superficies y los usos previstos. Al tener en cuenta estos factores, puede implementar la combinación perfecta de elementos que absorben y difunden el sonido. Hacerlo puede ayudar a:

  • Mejorar la claridad del habla: agregar paneles absorbentes de sonido ayuda a absorber las reverberaciones excesivas en un espacio que puede dificultar la comunicación con claridad.
  • Minimice las distracciones por ruido: en entornos bulliciosos como oficinas o fábricas, una cacofonía de sonidos competitivos (desde conversaciones animadas y maquinaria que zumba hasta el incesante timbre de los teléfonos) puede crear un fondo ruidoso que distraiga. Al instalar estratégicamente absorbentes de sonido y difusores colgantes, puede reducir significativamente el volumen general y dispersar el sonido de manera uniforme en un espacio.
  • Eleve la calidad de la música y el audio: ambas tecnologías pueden trabajar juntas para eliminar los ecos y equilibrar el espectro de sonidos agudos y graves para crear un reflejo nítido que se dirige a la audiencia o a la cabina de sonido.
  • Reducir el estrés: la exposición continua a ruido constante, volúmenes altos o sonidos discordantes puede provocar un aumento de los niveles de estrés. Al controlar el ruido de fondo, el tratamiento acústico puede contribuir a crear un ambiente más tranquilo y libre de estrés. Esto, a su vez, puede tener un impacto positivo en su salud mental y bienestar, lo que resulta en una mejor calidad del sueño, menos dolores de cabeza y un mejor estado de ánimo en general.
  • Mejorar la experiencia del cliente: en espacios comerciales como restaurantes, tiendas u hoteles, un tratamiento acústico adecuado es una forma inteligente de hacer que el espacio sea más agradable de ocupar. Los invitados suelen preferir compartir una conversación sin verse obligados a gritar sobre música de fondo o charlar.

Optimice su espacio sonoro con la ayuda de expertos en superficies acústicas

Equilibrar y optimizar un entorno sonoro es una danza compleja. Requiere un análisis cuidadoso del tamaño de la sala, las superficies y el entorno de audio previsto antes de decidir el tratamiento acústico adecuado.

Una vez que comprenda a fondo estos factores, podrá comenzar a implementar una estrategia personalizada que equilibre la absorción y la difusión. Recuerde, la clave es crear un espacio sonoro armonioso construido para adaptarse al uso previsto.

¿Quiere crear un ambiente acústico óptimo adaptado a las necesidades de su habitación?

En Acoustical Surfaces, nuestro equipo de expertos en sonido está listo para ayudarlo a embarcarse en este viaje hacia la perfección acústica. Contáctenos hoy para comenzar a construir su entorno de sonido personalizado.

:

  • Ciencia directa. Absorción de sonido. https://www.sciencedirect.com/topics/engineering/sound-absorción
  • Ciencia directa. Optimización de la difusión del sonido en una sala de conciertos mediante mediciones y simulaciones a escala. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S2352710222002534