Consejos efectivos que puede probar

Si vives en una gran ciudad, seguro que sabes lo incómoda y perturbadora que es la contaminación acústica. Los ruidos fuertes pueden interferir con su horario de sueño, causar problemas de audición y perturbar su tranquilidad.

Afortunadamente, hay algunos consejos que todos los que viven en una gran ciudad pueden probar. La siguiente guía los cubrirá todos y le enseñará cómo puede ayudar a poner fin a la contaminación acústica en su propio hogar.

¿Qué es la contaminación acústica?

La contaminación acústica se refiere a todos los sonidos excesivos e indeseados que puede escuchar en el entorno. En las ciudades, suele incluir el ruido de los automóviles y otros vehículos, aviones y jets, máquinas de construcción, sopladores de hojas, cortadoras de césped, así como diferentes electrodomésticos.

Si el ruido no supera los 115 decibeles, es tolerable y probablemente no cause ningún daño a su audición a corto plazo. Sin embargo, el ruido en las grandes ciudades a menudo supera este número, especialmente durante las horas pico de los días laborables.

Los efectos de la contaminación acústica en las ciudades

El ruido excesivo no es necesariamente dañino si no dura mucho tiempo. Desafortunadamente, la contaminación acústica en las ciudades es bastante constante, lo que significa que puede afectar gravemente tu salud.

Por un lado, el ruido puede dañar su audición al afectar sus tímpanos. Este es especialmente el caso de los sonidos producidos por el equipo y la maquinaria de construcción en las inmediaciones.

Además, el ruido excesivo puede alterar su patrón de sueño. Si no duerme lo suficiente, su cuerpo no tendrá energía para defenderse de virus y bacterias. En otras palabras, su sistema inmunológico se debilitará, exponiéndolo a varias enfermedades potenciales. Además, la falta de sueño también puede causar ansiedad y depresión.

En muchos casos, la contaminación acústica provoca estrés y presión arterial elevada. Estos síntomas pueden dar lugar a diferentes efectos cardiovasculares y psicofisiológicos, como infarto de miocardio, dolores de cabeza y migrañas.

También es importante mencionar que el ruido no solo es dañino para los humanos. De hecho, las mascotas (desde perros y gatos hasta peces y hámsters) pueden sufrir debido al ruido excesivo en sus entornos. Algunos de ellos se asustan y se agitan tanto que tienen ataques al corazón o derrames cerebrales.

Además de las mascotas, el ruido también es dañino para la vida silvestre, incluidas las aves y todos los animales que viven en la naturaleza. Puede alejarlos de sus entornos habituales, lo que los pone en peligro.

Por último, pero no menos importante, la contaminación acústica puede interferir con la mayoría de sus actividades diarias. Ya sea que esté trabajando desde casa, tratando de leer o estudiar, o simplemente planeando descansar un poco después de un día difícil, el ruido lo hará todo un desafío.

Reducir la contaminación acústica en las ciudades: 14 consejos efectivos

No hace falta decir que las principales causas de la contaminación acústica suelen estar fuera del alcance de la gente común. Por ejemplo, no hay mucho que pueda hacer para evitar que se utilicen trenes, autobuses o aviones a reacción. Lo mismo ocurre con los equipos de construcción y otras fuentes similares de ruido excesivo.

Sin embargo, todavía hay consejos que puede seguir para hacer su vida más fácil. Lo mejor es experimentar con algunos para ver qué funciona o no, pero combinarlos suele ser la forma más inteligente de hacerlo.

1. Mantenga sus ventanas cerradas

Mantener las ventanas cerradas durante las horas pico es la mejor manera de mantener el ruido no deseado fuera de su casa o apartamento. Este consejo funciona con los sonidos del tráfico, así como con los producidos por los trabajadores de la construcción y las máquinas.

Por supuesto, es importante ventilar sus habitaciones y asegurarse de que la temperatura interior sea agradable. Para ello, debes abrir las ventanas durante la noche y temprano en la mañana, cuando el tráfico no es tan denso y todo está más tranquilo.

2. Usa tapones para los oídos

Comprar tapones para los oídos es, con diferencia, la solución de insonorización más asequible de esta lista. Estas pequeñas herramientas lo ayudarán a mantener alejado cualquier ruido exterior (o interior) mientras duerme, lee, estudia o simplemente continúa con su día.

Lo mejor de los tapones para los oídos es que vienen en diferentes tamaños y se pueden ajustar a tus oídos tan pronto como te los colocas. Por lo tanto, hay un modelo que funcionará para todos.

Los tapones para los oídos son especialmente útiles por la noche, ya que pueden ayudar a restaurar fácilmente su horario de sueño interrumpido. Por lo tanto, si el ruido excesivo de cualquier tipo lo mantiene despierto por la noche, los tapones para los oídos son definitivamente una opción para probar.

3. Mejoras en el aislamiento

Tomar medidas de aislamiento también puede ayudarlo a mantener a raya los ruidos fuertes. Eso sí, no es de extrañar que este tipo de insonorización sea el más caro. Se trata de comprar diferentes productos y materiales e instalarlos en las paredes, el techo y las ventanas.

Sin embargo, por costoso que sea, aislar su hogar también es la forma más efectiva de insonorizarlo. Los métodos de aislamiento como espuma o guata pueden fácilmente mantener todo el ruido excesivo fuera de su hogar, lo que le permite disfrutar de su paz y tranquilidad.

Aparte de la insonorización, el aislamiento también es bueno para mantener la casa o el apartamento frescos en verano y cálidos en invierno. Por lo tanto, un buen aislamiento también puede ayudarlo a ahorrar dinero en las facturas de energía.

4. Auriculares con cancelación de ruido

En los últimos años, los auriculares con cancelación de ruido se han convertido en una de las opciones de insonorización más populares del mercado. Es fácil ver por qué: no son demasiado caros y, de hecho, son efectivos.

Un buen par de estos auriculares puede facilitar el estudio o la lectura en un entorno bullicioso. Después de todo, los trabajadores de la construcción los utilizan todo el tiempo, por lo que puede estar seguro de que funcionan.

5. Alfombrado de pared a pared

Instalar alfombras de pared a pared en su hogar es otra forma sencilla de reducir la cantidad de ruido que ingresa desde el exterior. Las moquetas están fabricadas con materiales optimizados acústicamente, lo que significa que absorben bien el ruido.

Esta solución es especialmente útil si tiene vecinos ruidosos en la planta baja. Además de reducir los sonidos del exterior, la moqueta también evitará discusiones, la televisión a todo volumen o la música del piso de abajo.

6. Instalación de una cerca

Aunque puede parecer un poco poco práctico, instalar una cerca gruesa alrededor de su casa puede hacer mucho para evitar que entren sonidos no deseados. Dado que estos sonidos llegan a su hogar en forma de vibraciones, podría ayudar poner una barrera entre ellos y la casa misma.

En este caso, es fundamental elegir materiales que absorban o dispersen las vibraciones que les llegan. Por lo tanto, debe usar paneles acústicos, ya que funcionarán mejor sin dejar de verse bien.

Por supuesto, es importante mencionar que una cerca no puede alejar todo el ruido de su hogar. En términos generales, la mayoría de las cercas insonorizadas pueden eliminar alrededor de 20 decibelios del ruido entrante antes de que llegue a su jardín y a su hogar.

Para poner las cosas en perspectiva, este número significa que su jardín sería cuatro veces más silencioso con la cerca. Entonces, aunque todavía escucharía el ruido, sería mucho más manejable y tolerable.

7. Invertir en suelos inocuos para el ruido

Como ya se mencionó, las alfombras pueden contribuir en gran medida a reducir el ruido que ingresa a su hogar. Sin embargo, otros tipos de pisos, como el vinilo, pueden hacer un trabajo aún mejor cuando se trata de insonorización.

El vinilo tiene excelentes cualidades de absorción de sonido, lo que lo convierte en una buena opción para cocinas e incluso dormitorios. Además, viene en una amplia gama de colores y diseños, por lo que realmente puede encajar bien en cualquier diseño interior que pueda tener.

8. Los muebles también son importantes

En pocas palabras, cualquier cosa que tenga en su hogar puede servir como una herramienta de insonorización, si la elige bien. Por ello, presta especial atención al material de los sillones, sofás, estanterías y mesas que compres.

Aún más importante, tenga cuidado con el lugar donde coloca cada mueble. Por ejemplo, colocar un armario grande junto a la pared que separa tu casa de la calle puede ayudar a reducir parte del ruido que te llega.

9. Apague sus dispositivos electrónicos

Aunque la gente no suele ser consciente de ello, parte del ruido incesante que escuchan a diario proviene de sus propios hogares. Las computadoras, los sistemas de música y juegos, los televisores, los sistemas Hi-Fi: todos emiten un ruido del que normalmente ni siquiera se da cuenta hasta que los apaga.

Por lo tanto, intente apagar estos dispositivos cuando no los esté usando. Además de hacer que tu hogar sea más silencioso, hacerlo también te ayudará a ahorrar algo de dinero en las facturas de electricidad. Por lo tanto, es una situación real de ganar-ganar.

10. Los árboles también pueden ayudar

Algunos expertos creen que plantar árboles puede ayudar a reducir la contaminación acústica en las grandes ciudades. Los árboles sirven como grandes barreras naturales contra el ruido, y también ofrecen sombra y mejoran la calidad del aire.

Entonces, si vives en una casa con patio y tienes algo de espacio para plantar árboles, hazlo. A pesar de que tardarán algunos años en crecer, tendrá un sistema de insonorización natural completo una vez que lo hagan.

Además, los árboles mejorarán su atractivo exterior y harán que su jardín y su hogar sean más agradables estéticamente. Dado que los beneficios son infinitos, no puede equivocarse al plantar un par de árboles.

11. Elija un espacio reservado dedicado

Para la mayoría de las personas, muchos métodos de insonorización son simplemente demasiado costosos de realizar. Después de todo, aislar toda una casa o comprar pisos nuevos para cada habitación no es realmente adecuado para la mayoría de los presupuestos.

Bueno, la buena noticia es que puede salirse con la suya con el aislamiento de una sola habitación. Piensa en él como tu lugar tranquilo dedicado, donde vas a descansar, divertirte y olvidarte de todo el ruido molesto que te atormenta todo el día.

Por lo tanto, elija una habitación de su hogar y luego conviértala en un refugio seguro. Es mejor si es tu dormitorio, pero cualquier otra habitación que prefieras puede funcionar igual de bien. Puede instalar nuevos aislamientos y alfombras, invertir en muebles que no perjudiquen el ruido o cualquier otra cosa que se le ocurra.

Mientras el resultado final te ayude a dormir y relajarte más, puedes hacer lo que quieras. Y lo mejor es que no tendrás que gastar una fortuna para hacerlo.

12. Enmascare el ruido

Si no tiene dinero en este momento y necesita alguna forma de mantener a raya el ruido, puede intentar enmascarar el ruido. Este paso es bastante simple, ya que solo implica reproducir música relajante o cualquier otro sonido relajante que te guste.

Además, puede instalar un ventilador ruidoso o algunas campanas de viento. El zumbido puede enmascarar bastante bien el otro ruido, dándote la ilusión de que es más silencioso. Las máquinas de ruido blanco son otra opción a considerar, ya que el tipo de ruido que crean está hecho literalmente para enmascarar otros sonidos que distraen.

13. Habla con tus vecinos

Gran parte de la contaminación acústica proviene de los vecinos. Piénsalo: ¿cuántas veces te ha despertado tu vecino cortando el césped a horas intempestivas de la mañana? Alternativamente, ¿cuántas noches apenas has dormido porque las personas debajo de ti estaban organizando una fiesta? Y si eres honesto, ¿con qué frecuencia has causado algún ruido no deseado?

Por molestos que sean, todos estos problemas tienen soluciones fáciles. Es decir, simplemente tienes que hablar con tus vecinos. Establezca algunas reglas básicas para el ruido, proponga horas de silencio y trate de cumplirlas tanto como sea posible. Y si alguno de ustedes tiene que romper esas reglas, avise a todos los demás de antemano.

Si hace todo esto, no tendrá que pelear con sus vecinos cada dos días. Además, todo el mundo sabrá cuándo está bien hacer ruido y cuándo no, por lo que el nivel de contaminación acústica disminuirá en los momentos más vitales del día.

14. Ve más allá de tus vecinos

Por último, es fundamental ejercer cierta presión sobre todas las autoridades pertinentes de su ciudad o pueblo. Tienen el poder de introducir varias leyes de regulación del ruido, y hay que instarles a que actúen.

Si las ciudades aprueban leyes que ponen un límite a la cantidad de ruido que las personas pueden emitir en público, el nivel de contaminación acústica disminuirá significativamente. Por lo tanto, firme peticiones, hable con sus representantes e intente generar cambios de esa manera.

Para ir finalizando

Hoy en día, la contaminación acústica es uno de los mayores problemas a los que se enfrenta la sociedad, especialmente en las grandes ciudades. El ruido excesivo puede dañar su audición, interrumpir su horario de sueño y estilo de vida y causar estrés y ansiedad.

Afortunadamente, hay ciertos pasos que puede tomar para reducir la contaminación acústica y hacer su vida más fácil. Con suerte, esta guía lo ayudará a comenzar. Recuerde intentar combinar al menos algunas de estas soluciones para obtener un resultado completo. ¡Buena suerte!

ARTÍCULOS RELACIONADOS: