Clasificaciones de fuego Clase A en productos acústicos

Diseñar un espacio tratado acústicamente es un arte preciso que implica equilibrar cuidadosamente la estética y la acústica de la sala para crear una obra maestra auditiva.

Pero ¿y si ese lienzo se incendiara?

Por muy cautivadora que pueda ser la búsqueda de la perfección acústica, no puede eclipsar las características de seguridad esenciales del diseño de la sala.

Cuando se trata de construir de manera responsable, una clasificación contra incendios de Clase A en productos acústicos no es sólo una opción agradable: es vital.

Si desea crear un espacio que se vea genial, suene mejor y sea seguro para sus ocupantes, lo primero que encontrará cuando busque consejos de insonorización es que necesitará utilizar paneles de pared resistentes al fuego y paneles de techo resistentes al fuego en su construcción.

Hoy analizaremos qué significa una clasificación contra incendios de Clase A y por qué es importante.

La ciencia de la propagación de la llama

En la construcción de edificios, los materiales de acabado interior desempeñan un papel clave a la hora de determinar cómo se comporta un incendio, influyendo tanto en la forma como en la velocidad de propagación.

Esto se hizo evidente a finales de los años 40 y principios de los 50, cuando las espumas y losas acústicas combustibles contribuyeron a varios infiernos que resultaron en tragedias. Para empeorar las cosas, en muchos de estos casos, los materiales convencionales no actuaron simplemente como leña.

Durante las décadas siguientes, los legisladores revisaron los códigos y normas de construcción de protección contra incendios, lo que llevó a una regulación mucho más estricta sobre los tipos de materiales permitidos en un edificio dependiendo de sus características de propagación del fuego.

En un esfuerzo por estandarizar los estándares de seguridad contra incendios, ha surgido una prueba de resistencia al fuego como estándar de la industria para materiales resistentes al fuego: la ASTM E-84.

¿Qué es la norma ASTM E-84?

ASTM E-84, también conocido como Método de prueba estándar para las características de combustión superficial de materiales de construcción, es una prueba que mide la propagación de llamas y la formación de humo de los materiales. Esto ayuda a evaluar cómo se comporta el fuego sobre una superficie. La prueba proporciona una clasificación de propagación de llama, que indica la velocidad relativa a la que el fuego viajará sobre la superficie del material, y una clasificación de desarrollo de humo, que indica cuánto humo se produce durante un período de tiempo determinado. No mide la transmisión de calor ni el efecto de la propagación agravada de la llama debido a la proximidad a otros objetos combustibles.

¿Cómo se prueba esto?

Al evaluar la seguridad contra incendios de productos o materiales de construcción, se pueden considerar una docena de factores. Por ejemplo, están la temperatura de ignición, la propagación de las llamas y la toxicidad del humo. Sin embargo, en términos de diseño, la propagación de la llama suele ser el factor clave a comprobar.

La prueba se conoce con frecuencia como Prueba de Túnel o Prueba de Túnel Steiner (llamada así en honor a AL Steiner, anteriormente de Underwriters’ Laboratories en Chicago) y ha sido el estándar de la industria durante casi un siglo. Así es como se realiza la prueba1:

  • Preparación de la muestra: el material (18 pulgadas de ancho por 25 pies de largo) se fija a la parte inferior de un panel superior extraíble.
  • Aplicación de llama – Se introduce una llama de gas regulada por un extremo, mientras un tiro constante (240 pies por minuto) se mueve a través del túnel.
  • Observación: el progreso del frente de llamas, también conocido como avance del frente de llamas, se observa a través de ventanas laterales, se registra y se cronometra durante 10 minutos.
  • Cálculo de la clasificación: basándose en estas observaciones, se calcula la clasificación de propagación de la llama.

¿Cuáles son los índices de propagación de llamas?

Los índices de propagación de llamas son cruciales para comprender cómo se comportará un incendio en diferentes tipos de materiales de construcción. Cuando se desarrolló por primera vez la prueba de calificación, los materiales se clasificaron en tres categorías, A, B y C. Sin embargo, hoy en día, la Norma NFPA 101 ha ampliado estas clasificaciones para incluir cinco categorías, AE.

  • Clasificación de propagación de llamas Clase A 0-25: los materiales Clase A no se queman bien y es muy poco probable que aporten combustible a un incendio, razón por la cual muchas instalaciones requieren una clasificación Clase A para sus materiales de construcción. Ejemplos incluyen:
    • Ladrillo
    • Concreto
    • Piedra
    • Madera tratada ignífuga
    • Aislamiento resistente al fuego
    • Panel de yeso
    • Materiales exteriores de fibrocemento.
    • Algodón acústico adherido
  • Clasificación de propagación de llamas de Clase B 26-75: los materiales de Clase B son más combustibles que los de Clase A y ofrecen una resistencia moderada a la propagación de llamas. Se pueden utilizar en áreas donde se requiere cierta resistencia al fuego. Los ejemplos podrían incluir:
    • Madera ignífuga de baja calidad.
    • Ciertos tipos de aislamiento de espuma.
    • Algunos materiales para techos
  • Clasificación de propagación de llamas de clase C (76-200): los materiales de clase C tienen menos resistencia al fuego y son más susceptibles a la propagación de llamas. A menudo se encuentran en áreas no críticas. Los ejemplos podrían incluir:
    • Madera sin tratar (p. ej., madera contrachapada, tableros de fibra)
    • Algunos acabados interiores
    • Menos tipos de materiales para techos debido a los códigos de incendio modernos
  • Clasificación de propagación de llamas de clase D (201-500): los materiales de clase D tienen una resistencia al fuego limitada y pueden contribuir significativamente a la propagación de llamas en caso de incendio. Los materiales comunes incluyen:
    • Ciertos metales que pueden actuar como combustible en condiciones específicas.
    • Algunas sustancias químicas
    • Materiales utilizados en entornos industriales.
  • Clasificación de propagación de llamas de clase E (más de 500): los materiales de clase E son altamente susceptibles al fuego y son propensos a una rápida propagación de las llamas, lo que contribuye a provocar un incendio. Los ejemplos pueden incluir:
    • Algunos componentes eléctricos como cableado, disyuntores y enchufes.
    • Ciertos plásticos y espumas.
    • Sustancias altamente inflamables

Importancia de las clasificaciones de resistencia al fuego de Clase A en productos acústicos

En el diseño arquitectónico moderno, los productos acústicos se aplican regularmente a techos y paredes para mejorar la calidad del sonido y la estética. Muchos de estos productos acústicos convencionales son porosos y están hechos de materiales que podrían ser susceptibles de ignición. Si estos elementos no se seleccionan y tratan cuidadosamente, podrían acelerar la propagación del fuego, anulando la resistencia inherente al fuego de las paredes y techos.

Por eso, cuando se trata de diseñar espacios con requisitos acústicos específicos, la seguridad no puede ser una idea de último momento. La utilización de materiales resistentes al fuego Clase A en productos acústicos puede generar varias ventajas, entre ellas:

  • Resistencia al fuego: los materiales acústicos tradicionales suelen ser susceptibles al fuego, dada la naturaleza de su diseño y las sustancias utilizadas. La implementación de productos con clasificación de fuego Clase A garantiza la resistencia contra posibles riesgos de llamas. Esta clasificación significa que los materiales son altamente resistentes al fuego, lo que los hace confiables para preservar tanto la estructura como las vidas en su interior.
  • Cumplimiento de las regulaciones: en muchas jurisdicciones, las regulaciones de seguridad contra incendios y los códigos de seguridad de la construcción exigen el uso de materiales con clasificación contra incendios de Clase A, particularmente en edificios públicos y comerciales. Estos estándares estrictos fueron diseñados para fortalecer la integridad de las estructuras y la seguridad de sus ocupantes. Al adherirse a estas regulaciones, los desarrolladores y arquitectos demuestran un compromiso con las prácticas de construcción responsables.
  • Tranquilidad: saber que un espacio está diseñado teniendo en cuenta la seguridad añade una capa adicional de comodidad. Por lo tanto, utilizar paneles acústicos resistentes al fuego Clase A en su proyecto puede brindarle tranquilidad.
  • Protección de responsabilidad legal: para el propietario de un edificio, el incumplimiento de las normas de seguridad contra incendios puede tener graves consecuencias legales. Si se descubre que un incendio y los materiales utilizados no cumplen con los estándares de seguridad requeridos, las consecuencias legales podrían ser devastadoras. Demandas, multas, daños a la reputación e incluso penas de cárcel son sólo algunos de los posibles resultados.
  • Primas de seguro más bajas: de manera similar, las compañías de seguros se preocupan profundamente por los estándares de seguridad de un edificio, especialmente uno comercial. Un edificio que utiliza materiales acústicos resistentes al fuego de Clase A, incluso si no es legalmente necesario, puede generar primas más bajas que actúan como un incentivo financiero para que los propietarios prioricen la seguridad contra incendios en sus diseños.
  • Respetuoso con el medio ambiente: muchos de los materiales resistentes al fuego de Clase A están hechos de materiales sostenibles o reciclados. El uso de estos materiales puede mantener prácticas de construcción ambientalmente responsables y al mismo tiempo garantizar los más altos estándares de seguridad.

Superficies acústicas: la seguridad contra incendios se une a la calidad acústica

Siempre que diseñe o construya un espacio, la forma y la función deben equilibrarse con la seguridad. En la intrincada danza de la arquitectura y el diseño de interiores, las superficies acústicas desempeñan un papel vital a la hora de mejorar tanto la estética como la mecánica del sonido. Pero más allá del atractivo del diseño y la innovación del control del sonido para reducir los ecos, reside la responsabilidad fundamental de salvaguardar la vida y la propiedad.

Este equilibrio se puede lograr mediante la implementación de clasificaciones contra incendios de Clase A y el cumplimiento de otras normas de seguridad. Al seleccionar materiales que no solo cumplan con la visión artística sino que también se alineen con estrictas normas de seguridad contra incendios, los diseñadores y constructores crean espacios que resuenan sin sacrificar la seguridad.

En Acoustical Surfaces, ofrecemos varios productos acústicos que tienen una clasificación de incendio de Clase A, que incluyen, entre otros:

  • Eliminador de eco hecho de algodón acústico adherido
  • CFAB Paneles acústicos y térmicos a base de celulosa
  • Barrera de eco ignífuga
  • Paneles de techo y pared Poly Max

Ya sea que necesite paneles de pared resistentes al fuego o paneles de techo resistentes al fuego o simplemente desee asesoramiento sobre la forma adecuada de proteger contra el fuego un espacio acústico, nuestros expertos pueden ofrecerle las soluciones adecuadas para satisfacer tanto sus necesidades de diseño como sus requisitos de seguridad.

:

  • Búsqueda de seguridad contra incendios. El túnel Steiner resiste la prueba del tiempo. https://www.firesafetysearch.com/steiner-tunnel-withstands-test-time/
  • ASTM. Método de prueba estándar para las características de combustión superficial de materiales de construcción. https://www.astm.org/e0084-21a.html