¿Qué impacto tiene el ruido en los niños en el aula?

Las aulas ruidosas parecen ser la norma, pero ¿puede ese ruido dificultar el aprendizaje de los niños? Las escuelas que están ubicadas cerca de los aeropuertos pueden ver un aumento en los niños que tienen problemas para aprender, según una investigación reciente. La investigación sostiene que los estudiantes que lidian con el ruido constante de los aviones en realidad pueden estar aprendiendo a desconectarse también de la instrucción y el habla.

Es un hecho conocido que los estudiantes que lidian con el ruido excesivo en sus hogares o escuelas tienen más problemas de concentración y aprendizaje. Un aspecto de la investigación sobre la correlación entre el ruido y el aprendizaje sostuvo que el ruido excesivo puede hacer que los estudiantes y los profesores estén menos inclinados a hablar. Esta falta de habla puede provocar otros problemas de aprendizaje, así como problemas de comunicación entre estudiantes y profesores.

¿Qué problemas puede causar el ruido excesivo en un entorno de aprendizaje? A continuación, se muestran algunos problemas que puede causar el ruido:

  • Puntuaciones de lectura más bajas
  • Dificultades para resolver problemas
  • Pocas habilidades psicomotoras
  • Métodos de enseñanza menos efectivos
  • Habilidades cognitivas y del lenguaje de desarrollo más lento

Los expertos instan a que se realicen más esfuerzos para convertir las aulas en entornos de aprendizaje mejores y más tranquilos. Las escuelas deben buscar formas de mejorar la insonorización o reducir la contaminación acústica a fin de mejorar el entorno de aprendizaje de los estudiantes. Además, los expertos dicen que las escuelas deberían implementar educación sobre el ruido para ayudar a los estudiantes a aprender cómo bloquear el ruido y lidiar con situaciones ruidosas.

Si bien el ruido parece ser parte de la vida en los tiempos actuales, estos estudios continúan mostrando que para que los niños aprendan, los hogares y las aulas más tranquilas los ayudarán a aprender mejor. A medida que las escuelas buscan implementar técnicas y mejoras en el edificio que ayudarán a reducir el ruido, se espera que los entornos de aprendizaje puedan bajar el volumen en un esfuerzo por aumentar el nivel de aprendizaje.