Principios de absorción de sonido explicados

La absorción del sonido es el proceso por el cual las ondas sonoras se reducen en intensidad cuando se encuentran con un material absorbente.

Cuando el sonido atraviesa un material, algunas de las ondas de energía se convierten en calor u otras formas de trazas de energía, lo que hace que el sonido se vuelva más silencioso o menos perceptible.

En ciertos entornos, el sonido puede resultar problemático ya que puede viajar fácilmente.

En edificios más grandes con techos altos, por ejemplo, los ecos y las reverberaciones son comunes.

En entornos controlados, como los estudios de grabación, el sonido debe controlarse y calibrarse para crear un entorno acústicamente viable, optimizar el rendimiento acústico y maximizar la calidad del sonido grabado.

En ambos casos, la absorción del sonido puede ayudar a mejorar el impacto general del sonido y cómo se propaga.

En los capítulos siguientes, describimos cómo se produce la absorción del sonido, cómo se utilizan los materiales absorbentes para mejorar el sonido y cómo aplicarlos.

¿Qué es la absorción de sonido?

Absorción de sonido es el término utilizado para describir las formas en que la reverberación del sonido y los ecos en un espacio se reducen mediante la absorción, para permitir una calidad de sonido más limpia.

Por medio de la absorción del sonido, habrá una pérdida notable de energía del sonido debido a que las ondas de sonido son absorbidas por el material en cuestión.

Estos materiales pueden ser porosos o no porosos y pueden incluir cosas como espuma, minerales de celda abierta, fibra de vidrio, telas, cojines, mantas, cortinas o alfombras.

Absorción de sonido vs Insonorización

A menudo se piensa que la absorción del sonido y la insonorización son lo mismo, pero esto está lejos de ser el caso.

En realidad, existen diferencias muy claras entre estas dos terminologías.

Como se señaló anteriormente, la absorción del sonido se refiere a la reducción de ecos y reverberaciones.

Al hacerlo, se reduce el volumen general de ruido y, en consecuencia, aumenta la claridad.

Como regla general, las ondas sonoras rebotan en superficies sólidas.

Si bien la dirección del sonido puede cambiar, el eco sonará igual que el sonido original pero con un efecto amplificado.

Como resultado, cuanto más fuerte sea la fuente, más energía tendrán las ondas sonoras.

Cuanto más largo sea el tiempo de reverberación, más fuerte y ruidosa se volverá una habitación.

Por eso, en algunos entornos, la absorción del sonido es muy importante, ya que el valor acústico del espacio puede volverse incontrolable e inutilizable si no se trata.

Algunos ejemplos comunes donde la absorción del sonido es importante incluyen aulas escolares, pabellones deportivos, salas de conciertos, cines, teatros y estudios de grabación.

En general, la absorción acústica se aplica donde sea posible o factible: suelos y paredes, así como techos y superficies divisorias.

La insonorización, por otro lado, se refiere a aislar y bloquear el ruido que se transfiere a través de las estructuras.

Se impide que la energía del sonido llegue a otra habitación, por ejemplo.

Con la insonorización, el objetivo principal es evitar que la mayor cantidad posible de energía sonora se transfiera por cualquier medio al exterior del espacio sujeto.

Esto puede ser en forma de principios variables de desacoplamiento de la estructura, absorción, desviación y conversión térmica.

La conversión térmica (membrana de aislamiento de 3 mm) es donde la energía se convierte en trazas de energía térmica a través de la vibración o, de lo contrario, se transmite lejos del lugar.

¿Qué sucede cuando se absorbe el sonido?

Cuando se absorbe el sonido, la energía del sonido se transforma en energía térmica.

Esta conversión se transmite en parte a través del material absorbente.

Si el sonido no se absorbe, se refleja o se transmite, lo que provoca reverberaciones y ecos.

Generalmente, los materiales blandos y flexibles son buenos aislantes acústicos ya que logran absorber más sonido que los materiales duros e impenetrables.

La capacidad de un material para absorber el sonido se mide por su coeficiente de absorción de sonido o coeficiente de reducción de ruido, que va de 0 (perfectamente reflectante) a 1 (perfectamente absorbente).

El coeficiente es una función de la frecuencia de la onda de sonido, el ángulo de incidencia y el espesor y la densidad del material.

Coeficientes de absorción de sonido del material

Materiales

Coeficientes de Absorción por Frecuencia (Hz)

Azulejo de techo acústico .80 .90 .90 .95 .90
Ladrillo .03 .03 .03 .04 .05
Alfombra sobre hormigón .08 .25 .60 .70 .72
cortinas pesadas .15 .35 .55 .75 .70
Mármol .01 .01 .01 .01 .02
Concreto Pintado .10 .05 .06 .07 .09
Yeso sobre Hormigón .10 .10 .08 .05 .05
Madera contrachapada sobre montantes .30 .20 .15 .10 .09
Concreto Liso .01 .01 .01 .02 .02
piso de madera .15 .11 .10 .07 .06

Tipo de absorbentes de sonido

Los absorbentes de sonido se pueden dividir en tres categorías, a saber;

absorbentes porosos

Los absorbentes porosos se pueden subdividir en dos tipos, que son:

a) fibroso

Dichos materiales absorben las ondas sonoras porque tan pronto como hacen contacto con el material, las fibras se doblan y generan energía térmica.

Dado que la energía acústica se convierte en energía térmica, el sonido se absorberá de manera efectiva.

b) de celda abierta

En este caso, el movimiento del aire se genera cuando las ondas de sonido atraviesan las partículas de aire.

Esto da como resultado una pérdida viscosa y también se genera calor.

Absorbentes de resonancia

Los absorbentes de resonancia, como los absorbentes de membrana, están compuestos por un sistema de oscilación acústica o mecánica.

Este consiste en una placa sólida detrás de la cual hay un espacio hermético.

La absorción del sonido alcanzará su máximo en la frecuencia de resonancia.

La cavidad también podría llenarse con un material poroso para ampliar aún más la absorción en los diversos rangos de frecuencia.

absorbentes individuales

Los absorbentes individuales pueden ser cualquier objeto en la habitación o el espacio, como mesas, sillas y estanterías.

Por lo tanto, las características de absorción de sonido de tales materiales variarán significativamente.

Los sonidos de baja frecuencia inferiores a 500 Hz serán más difíciles de absorber.

Por el contrario, los sonidos de alta frecuencia por encima de los 500 Hz generalmente pueden ser absorbidos más fácilmente por absorbedores individuales.

Los paneles de techo acústicos y los paneles de pared acústicos también se clasifican en esta categoría de absorbentes de sonido.

AcoustiClouds y Absorber Panels se pueden usar como paneles de techo o de pared.

Estos paneles son muy efectivos a la hora de absorber el sonido, ya que tienen un nivel de absorción acústica Clase A (opciones de 40 mm y 50 mm) o un nivel de absorción acústica Clase C (25 mm).

Como resultado, estos paneles aumentan la absorción acústica y, por lo tanto, reducen la regeneración, la reverberación y la resonancia no deseadas de las ondas sonoras.

También están diseñados para mejorar la apariencia de la habitación, ya que están disponibles en una amplia variedad de colores y tamaños.

Además, son excepcionalmente fáciles de instalar.

Están disponibles con diversos métodos de instalación: sistemas de montaje en pared, ganchos de techo, sistemas de cable o con una parte trasera autoadhesiva, lo que hace que el montaje en paredes y techos sea rápido y sin esfuerzo.

Simple y efectivo con fácil instalación en la superficie deseada.

Los paneles absorbentes vienen en tamaños estándar o personalizados, y tienen un espesor de núcleo fibroso de 25 mm o 40 mm (clase 0 de resistencia al fuego).

Los paneles autoadhesivos son un núcleo no fibroso de 50 mm (resistente al fuego).

Los paneles AcoustiWall y los paneles absorbentes de techo AcoustiCloud están diseñados con un acabado de tela que está disponible en una amplia gama de colores.

El revestimiento de tela cumple con la Clase 1.

Los tejidos de clase 0 también están disponibles bajo pedido.

¿Cómo funcionan los paneles acústicos absorbentes de sonido?

Los paneles acústicos de absorción de sonido son una de las mejores opciones para una absorción de sonido efectiva.

Dichos paneles están hechos de un material blando diseñado específicamente para absorber la energía del sonido.

Los paneles evitarán que la energía del sonido rebote por la habitación y no se reflejará en las paredes, el techo y otras superficies.

Como resultado, se puede lograr el mayor rendimiento acústico, lo que permite un mejor entorno en términos de comodidad acústica y mejora de la inteligibilidad del habla.

Por eso, estos paneles acústicos se utilizan en escuelas, hospitales, oficinas, restaurantes y otros espacios comerciales, así como en entornos domésticos.

¿Dónde se utilizan los principios de absorción de sonido?

Los principios de absorción del sonido se utilizan en diversas aplicaciones y entornos.

Algunos ejemplos incluyen:

  • Grabación de sonido
  • Reproducción de sonido
  • Acústica arquitectónica y de salas
  • Diseño de altavoz
  • Paredes de barrera de ruido
  • Sonar
  • Espacios sociales como salones, escuelas, restaurantes y bares.
  • Espacio de oficina

¿Qué es una Cámara Anecoica?

Una cámara anecoica es una habitación que está diseñada para absorber la mayor cantidad de sonido posible.

En una habitación de este tipo, las paredes están hechas de varios deflectores que tienen materiales altamente absorbentes.

El arreglo asegura que incluso si se refleja una fracción del sonido, será en la dirección de otro deflector en lugar de en la habitación.

Como resultado, tal cámara está esencialmente desprovista de eco.

La instalación de una sala de este tipo es bastante costosa y solo se crean cuando existe la necesidad de realizar experimentos o medir niveles de presión sonora, por ejemplo.

Las cuñas de espuma absorbente grandes se utilizan en paredes, techos y suelos, y es fundamental que sean grandes para que sean eficaces incluso para las frecuencias bajas.

Las puertas deben estar bien selladas y la ventilación, si la hay, debe configurarse con mucho cuidado para garantizar que no haya fugas en ninguna parte.

Conclusión

Los espacios donde el ruido se puede amplificar, reverberar o hacer eco deben tratarse para reducir estos problemas.

Es importante considerar el espacio así como su propósito particular para elegir una solución de absorción de sonido que pueda ser lo más efectiva posible.

Si tiene un espacio en un entorno comercial o residencial que requiere un mejor control de sonido, contáctenos para programar una consulta acústica experta.

Uno de nuestros expertos en acústica podrá ayudarlo a decidir la mejor manera de mejorar la calidad general del sonido y el control del ruido dentro de su espacio.