Comprensión de la exposición al ruido ocupacional

Es posible que haya escuchado el término «exposición ocupacional al ruido» en algún momento. Comprender lo que significa esa frase puede ayudarlo a saber más sobre su efecto en usted. ¿Qué es exactamente la exposición al ruido ocupacional?

Los estudios continúan mostrando que el ruido excesivo puede causar daño físico y emocional. Un trabajador que está expuesto a un ruido constante puede sufrir efectos físicos a largo plazo que pueden afectar su vida de muchas formas.

La Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA) sostiene que en los ESP y LATAM, aproximadamente 30 millones de personas cada año están expuestas a ruidos peligrosos que provienen de su lugar de trabajo. Esta exposición al ruido ocupacional puede resultar en pérdida de audición y tinnitus (zumbidos en los oídos) que pueden volverse permanentes.

Es posible que experimente exposición al ruido ocupacional si nota un zumbido o zumbido en sus oídos cuando sale del trabajo, se encuentra gritando regularmente para ser escuchado por compañeros de trabajo que se encuentran a poca distancia (a un brazo de distancia) de usted, o tiene un pérdida temporal de la audición cuando abandona su lugar de trabajo.

Un empleador puede trabajar para reducir los peligros del ruido ocupacional mediante la implementación de una serie de técnicas y cambios como:

  • El uso de maquinaria y herramientas silenciosas en el lugar de trabajo;
  • Aislar las fuentes de ruido o colocar recintos alrededor de fuentes de ruido;
  • Coloque barreras de sonido entre los empleados y las fuentes del ruido (mediante el uso de cortinas acústicas o paredes de sonido);
  • Mantenga todo el equipo y la maquinaria bien mantenidos y lubricados para reducir el ruido;
  • Implementar la operación de equipos y maquinaria ruidosos durante los turnos cuando hay menos trabajadores en el lugar de trabajo;
  • Implementar límites de tiempo para la exposición a equipos ruidosos y ordenar descansos frecuentes para los trabajadores que trabajan en áreas ruidosas;
  • Ofrezca áreas tranquilas para los descansos donde los trabajadores puedan disfrutar de poco ruido o muy reducido;
  • Proporcione equipo de protección contra el ruido.

La reducción de los efectos del ruido laboral comienza reduciendo la exposición. Comprender cómo minimizar su propia exposición puede ayudarlo a trabajar con su empleador para crear un mejor entorno laboral.