Cómo solucionar los silbidos de las rejillas de ventilación del coche: pasos sencillos a seguir

¿La salida de aire de su automóvil ha estado emitiendo un silbido extraño últimamente? Si es así, llegar al fondo del asunto es esencial. Esto no solo hará que sus viajes sean más placenteros, sino que también lo ayudará a solucionar cualquier problema de ventilación subyacente que pueda causar problemas en el futuro.

En la gran mayoría de los casos, las salidas de aire de los automóviles silban debido a fugas en el sistema de ventilación. Las fugas pueden ocurrir debido al envejecimiento, piezas o conexiones sueltas u obstrucción de los filtros, entre otros problemas.

No importa cuál sea la causa, los siguientes pasos le ayudarán a identificarlas y eliminarlas. Y cuando haya terminado, sus salidas de aire volverán a estar en silencio.

1. Haga una inspección minuciosa

Antes de comenzar a realizar reparaciones reales, es importante inspeccionar minuciosamente las salidas de aire. Su objetivo es encontrar signos evidentes de daño (como grietas) o piezas visiblemente sueltas.

Además, presta atención a los filtros de aire, que encontrarás detrás de la guantera en la mayoría de los modelos de coche. Verifique si hay suciedad, escombros o cualquier obstrucción que pueda estar causando el ruido molesto que escucha en su automóvil. Si nota que algo anda mal, es hora de pasar al siguiente paso.

2. Limpie sus filtros de aire

Ya sea que detecte residuos obvios o no, es imprescindible limpiar los filtros de aire al menos varias veces al año. Si la suciedad es solo superficial, necesitarás toallitas húmedas o un paño suave y húmedo para limpiarlo todo.

Cualquiera que sea el método que elijas, recuerda dejar que los filtros se sequen por completo antes de volver a colocarlos en su lugar. Y si aún lo tienes, consulta el manual de tu coche sobre la mejor forma de quitar o manipular los filtros.

Ahora, si los filtros están plagados de residuos o nota signos claros de daño, el mejor curso de acción es reemplazarlos. Puedes conseguir nuevos modelos en internet a buen precio y solucionarás fácilmente todos tus problemas de silbidos.

3. Asegure cualquier conexión suelta

En caso de que siga los consejos anteriores y aún escuche silbidos tan pronto como se enciende el aire acondicionado, el problema es algo un poco más complejo que un filtro obstruido. El siguiente paso debe ser inspeccionar la ventilación y todas sus piezas y buscar pernos o tornillos sueltos.

Muchas veces, los pernos sueltos entre los conductos y el ventilador son los que causan el exceso de ruido. Estas piezas hacen ruido y hacen clic cuando sopla el aire, o se pueden escuchar silbidos cuando el aire pasa a través de los espacios donde los pernos no están lo suficientemente seguros.

Afortunadamente, este problema es bastante fácil de solucionar. Sólo necesitas asegurar todas las piezas sueltas con un destornillador adecuado. Cuál necesitará dependerá del tipo de automóvil y del tipo exacto de salida de aire que tenga.

Asegurar los pernos en su lugar no debería tomar más de uno o dos minutos. Mientras lo hace, verifique también si es necesario limpiar algo dentro del respiradero. Puedes limpiarlo con un paño y asegurarte de que todo esté listo antes de terminar.

4. Verifique su motor de soplador

Además de buscar conexiones sueltas, también debes revisar cada una de las partes internas de la salida de aire de tu auto. El mejor lugar para comenzar es el motor del ventilador.

Como sugiere su nombre, este motor hace circular el aire dentro del respiradero, lo que le permite enfriar su automóvil. Si no funciona correctamente o se daña, el aire tendrá problemas para circular, lo que puede provocar silbidos, crujidos o aplausos.

Para ver si algo dentro del motor del ventilador está defectuoso, lo mejor es encender el aire acondicionado mientras lo inspeccionas todo. Si puede ver que el ruido proviene directamente del motor, habrá encontrado el problema.

Llegado a este punto lo mejor es contactar con un profesional y que revise el motor. Tendrás problemas para hacerlo por tu cuenta si no eres un experto en automóviles, y puedes terminar haciendo más daño que bien. Entonces, lleva tu auto a un profesional y deja que él termine el trabajo por ti.

5. Selle cualquier fuga

En caso de que no haya ningún problema con el motor del ventilador, continuará con este viaje verificando si hay fugas alrededor de la salida de aire.

Si detecta algún agujero, es probable que el aire pase a través de él a medida que el respiradero hace circular el aire, lo que provoca el silbido que escucha. La mejor manera de solucionar este problema es sellar los agujeros.

Afortunadamente, sellar las fugas es una tarea bastante rápida y sencilla. Sólo necesita comprar un sellador de calidad y estará listo. Los dos tipos de selladores que mejor funcionarán son los pegamentos a base de silicona y las cintas selladoras. Puede elegir uno según su presupuesto y con qué prefiere trabajar.

Independientemente de lo que elija, asegúrese de leer y seguir atentamente las instrucciones que recibe con el producto. De esa manera, no causarás ningún daño a la ventilación ni ensuciarás el interior de tu automóvil.

6. Reemplace los sellos viejos

A veces, los sellos alrededor de la ventilación (o los conductos internos) se desgastan tanto que ninguna cantidad de sellador puede ayudar. Si esa es su situación, conseguir sellos de repuesto es una solución mucho más práctica.

Definitivamente necesitarás reemplazos si los sellos muestran signos evidentes de daño, como desgarros o adelgazamiento severo. Nuevamente, simplemente siga las instrucciones de cualquier sello que compre o mire este video.

7. Verifique el filtro de aire de la cabina

En la mayoría de los modelos de automóviles más nuevos, encontrará un filtro de aire de cabina dentro del respiradero. Su función es eliminar el polen, el polvo y la suciedad que entra al coche a través del aire. A veces, este filtro puede obstruirse y provocar silbidos cada vez que la ventilación está abierta.

Por lo tanto, si nota que el filtro está sucio mientras revisa el interior del respiradero, límpielo bien. Puedes usar un paño húmedo o toallitas húmedas, siempre y cuando te asegures de dejar que todo se seque antes de volver a usar el respiradero.

Si todo lo demás falla…

¿Has seguido todos nuestros pasos y has descubierto que el ruido todavía se produce? En ese caso, solo te quedará llevar tu coche al mecánico. Harán una inspección minuciosa e identificarán la fuente exacta del ruido. Aún más importante, tendrán el equipo y la experiencia necesarios para realizar cualquier reparación y hacer que la ventilación de su automóvil suene como nueva.

De hecho, llamar a un profesional es una buena idea, incluso si puedes identificar el problema exacto. Este es especialmente el caso si realmente no sabes mucho sobre automóviles y no te gusta arreglarlos por tu cuenta.

Para concluir

Si la salida de aire de su automóvil emite silbidos, es esencial realizar una inspección minuciosa y observar todos sus componentes internos. De esa manera, podrás encontrar la fuente del ruido y reaccionar en consecuencia.

Y en caso de que no esté seguro de cómo hacerlo, siempre es una buena idea llamar a un profesional. Su automóvil estará en buenas manos y, cuando todo esté dicho y hecho, su ventilación volverá a ser efectiva y silenciosa.

ARTÍCULOS RELACIONADOS: