Cómo lubricar la correa de una cinta de correr al instante de forma inteligente

Aprender a lubricar una cinta de correr puede prolongar su vida útil y minimizar la frecuencia con la que debe reemplazarse. También puede prevenir y eliminar los ruidos de la cinta de correr, como chirridos y rechinamiento.

Le recomendamos que lubrique su caminadora de acuerdo con las pautas del fabricante. Pero las siguientes son algunas reglas generales y consejos que pueden ser útiles para hacerlo de manera eficiente.

¿Cómo lubricar una cinta de correr en casa?

Antes de comenzar, asegúrese de que la máquina para correr esté apagada y completamente fría, ya que el calor de su funcionamiento puede afectar negativamente al lubricante.

Desconecte la máquina para correr del adaptador de corriente y retire las piezas necesarias para acceder a la cinta o plataforma. Utilice una linterna para inspeccionar la parte inferior de la máquina en busca de aberturas, ya que muchas cintas de correr tienen una barra guía prominente para la banda de rodadura.

Una vez completado, es posible que sea necesario ajustar o reemplazar la correa. Si el cinturón parece desgastado o demasiado flojo, consulte las instrucciones del fabricante. Si solo es necesaria la lubricación, use un lubricante sintético o a base de silicona, ya que funcionará mejor con cintas de correr.

Aplique cuidadosamente el lubricante a la plataforma donde corre la banda y concéntrese en el tercio medio de la banda. La mayoría de los lubricantes vendrán en latas de aerosol con una boquilla de largo alcance, que es ideal para esta tarea. Evite que el lubricante entre en contacto con cualquier otra parte de la máquina.

Luego, gire la correa con la mano varias veces para asegurarse de que el lubricante se distribuya uniformemente. El cinturón debe moverse suavemente y no debe saltar ni atascarse. Vuelva a colocar los paneles o cubiertas y luego vuelva a enchufar la máquina en su adaptador de corriente y encienda la máquina.

Una vez que la máquina esté encendida, asegúrese de que la correa funcione correctamente y ajuste la tensión, si es necesario. Asegúrese de volver a comprobar la tensión de la correa a medida que el lubricante desaparece.

¿Cómo sé si mi cinta de correr necesita lubricante?

Mira la recomendación del fabricante.

Las cintas de correr accionadas por correa necesitan lubricación aproximadamente cada tres meses, mientras que las cintas de correr sin correa deben lubricarse cada seis meses. Más allá de esta recomendación, también debe estar atento a cualquier signo de desgaste que pueda sugerir que se necesita lubricación.

Signos físicos

Busque ruido excesivo, vibración, movimiento desigual de la correa y dificultad percibida para correr, caminar o inclinarse. El ruido ocurre cuando hay una lubricación inadecuada que hace que la banda se mueva cuando entra en contacto con la plataforma.

El movimiento desigual de la banda resulta del aumento de la fricción que puede hacer que la banda se vuelva más lenta o que se atasque en ciertos lugares. Finalmente, cuando tenga dificultades para hacer funcionar su cinta de correr, es posible que necesite calibrarla.

Signos visuales de nivel superior.

Inspeccione visualmente la correa y la plataforma en busca de signos de desgaste. Revise la parte inferior del cinturón en busca de hilos brillantes, especialmente cuando el cinturón está demasiado caliente y seco. Además, puede inspeccionar si hay ranuras o cortes.

¿Puedo usar silicona WD-40 en mi caminadora?

Es posible utilizar silicona WD-40 en su cinta de correr. Este aceite de silicona puede ayudar a mantener la condición de la cinta de correr y mantenerla funcionando sin problemas. El aceite también puede evitar que se deforme y se ensucie.

Sin embargo, para que sea eficaz, se deben tomar algunas medidas de precaución y aplicarlas adecuadamente. La silicona WD-40 solo debe usarse en bandas limpias y secas, ya que puede ser abrasiva. .

Además, asegúrese de que solo se apliquen unas pocas gotas al cinturón. Luego, seque el cinturón durante unos 10 minutos antes de usarlo. Tenga en cuenta que algunos aceites de silicona dejan un residuo blanco que se puede evitar siguiendo las instrucciones cuidadosamente.

¿Cómo lubricar la correa del motor de una caminadora?

Es posible que desee verificar primero la tensión de su cinturón. Por lo tanto, desenchufe la máquina para correr y ubique la correa del motor cerca de la parte trasera. Presione hacia abajo en el medio del cinturón si se mueve más de 3 a 4 pulgadas, entonces está apretado. Además, el manual le ofrecerá instrucciones sobre cómo ajustar la tensión de la correa.

Una vez comprobada la tensión, procede a engrasar la correa de tu motor. Asegúrese de que su área de trabajo tenga buena ventilación, ya que el lubricante puede liberar gases nocivos. Considere usar un lubricante a base de silicona o un aceite lubricante.

Aplique el lubricante en la parte inferior de la correa en una capa delgada desde la parte trasera hacia la parte delantera. Use su mano para empujar el cinturón hacia arriba y hacia afuera, y limpie cualquier exceso de lubricante con un paño. Por último, utiliza una aspiradora para eliminar los restos de lubricante que hayan quedado.

¿Es WD40 un buen lubricante para una cinta de correr?

El uso o no de WD40 depende del tipo de lubricación que requiera su caminadora. Por ejemplo, si está realizando aplicaciones sencillas, mecanismos y rodamientos de servicio liviano, considere usar WD40.

Sin embargo, si está haciendo una lubricación más pesada, como cojinetes de rodillos, WD40 podría no ser adecuado. Además, el WD40 puede acumular grasa y suciedad en áreas de difícil acceso, causando más daños que beneficios a largo plazo.

Como regla general, siempre debe consultar las instrucciones del fabricante, porque diferentes cintas de correr pueden requerir un lubricante diferente.

¿Qué pasa si no lubricas tu caminadora?

Disminución de la vida útil de la correa

Eso hará que su cinturón se desgaste mucho más rápido de lo esperado y reducirá significativamente su vida útil. Su cinturón podría comenzar a saltar, o incluso podría tener que reemplazarlo.

Riesgo para la seguridad

Las cintas de correr sin lubricar son mucho más propensas a sufrir paradas o tirones inesperados durante el uso, lo que puede causar lesiones.

Daños al motor

Se puede generar calor y fricción excesivos en una máquina para correr sin lubricar, lo que puede dañar el motor. Eso podría llevar a que la caminadora tenga que ser reparada o reemplazada.

Daño a otras partes

El calor y la fricción pueden dañar la plataforma, los rodillos y otros componentes.

Mayor consumo de electricidad

Una caminadora sin lubricar tenderá a usar más electricidad mientras corre. Eso incluso podría generar una factura de electricidad más alta si corre en una cinta de correr con más frecuencia.

Mal funcionamiento de la caminadora

Cuando otras partes se sobrecalienten y funcionen mal, habrá una interrupción en su rutina diaria.

¿Puedo usar aceite de oliva para lubricar mi cinta de correr?

El aceite de oliva es un aceite ligero que puede lubricar la alfombrilla superior, pero con una advertencia. Debe limpiarse y secarse cuidadosamente después de su uso para evitar la introducción de contaminantes aptos para uso alimentario en los componentes de la máquina para correr.

Solo use el aceite con moderación cada tres meses y después de que la máquina para correr se haya limpiado adecuadamente. Para usar el aceite de oliva, vierta un paño suave en él y luego limpie el cinturón ligeramente.

¿Puedo usar aceite de bebé para lubricar la cinta de correr?

La mayoría de los aceites pueden hacer más daño que bien cuando se usan para lubricar cintas de correr. El petróleo en el aceite para bebés puede degradar el caucho aumentando las posibilidades de que se rompa el cinturón. Además, el aceite puede atraer polvo y suciedad, reduciendo así el flujo de aire.

Si decide lubricar su caminadora, use aceites lubricantes de alta viscosidad, como los que se usan para automóviles. El aceite más espeso requiere una reaplicación menos frecuente que las variedades de aceite más ligero. También es importante tener en cuenta que algunas cintas de correr requieren aceites de grado superior y lubricantes especiales.

¿Con qué frecuencia se debe lubricar una cinta de correr?

Se recomienda lubricar su caminadora cada 6 a 12 meses. Si utiliza la cinta de correr con regularidad, puede ser necesario una o dos veces al mes. También es esencial revisar las piezas móviles en busca de signos de desgaste, ya que también pueden contribuir a cualquier ruido subyacente u otros problemas.

Es vital asegurarse de seguir las instrucciones del fabricante para la lubricación adecuada de su caminadora. Recibirá orientación sobre la frecuencia con la que debe lubricar, consejos sobre el tipo de lubricante y el procedimiento de aplicación adecuado. Desenchufe siempre la máquina para correr antes de lubricarla para eliminar el riesgo de descarga eléctrica.

¿Se puede poner demasiado lubricante en una cinta de correr?

El exceso de lubricante puede causar una acumulación de película en la banda, la plataforma y el motor, lo que reduce la eficiencia de la máquina para correr. Eso disminuye la capacidad de la máquina para correr para alcanzar la velocidad de la banda y afecta el desempeño del agarre de la banda.

La acumulación de lubricante también aumenta la probabilidad de deslizamiento, lo que hace que la correa y el motor funcionen más lentamente. Eso aumenta el desgaste del motor, la correa y la plataforma, reduce la vida útil y genera mayores costos de reparación.

Los lubricantes acumulados también pueden causar serios problemas de seguridad. El deslizamiento adicional creado por el aumento de lubricantes puede provocar un salto de la correa, lo que afecta el equilibrio del corredor. Eso resulta en una caída y una lesión potencial. Además, la película aceitosa puede hacer que la superficie de rodadura sea resbaladiza y aumentar la probabilidad de resbalones y caídas.

Usar demasiado lubricante también puede crear un olor a quemado en la caminadora. Este olor a quemado generalmente indica acumulación y desalineación, lo que provoca un desgaste excesivo.

Conclusión

Esta fue una guía simple sobre cómo lubricar una cinta de correr. La cantidad óptima de lubricante a utilizar depende del diseño de la máquina para correr y su uso. Pero, como regla general, debe usar una capa ligera y uniforme de lubricante aproximadamente del mismo ancho que un billete de un euro. Concéntrese más en el centro del cinturón donde el cinturón se encuentra con la plataforma en lugar de en todo el cinturón.