Cómo insonorizar una ventana en un alquiler

Cuando una persona vive en un alquiler, no tiene el mismo tipo de flexibilidad que otras situaciones de vivienda. Puede ser muy difícil realizar mejoras que afecten al sonido, porque algunos lugares de alquiler tendrán más restricciones que otros.

El primer paso es comprender qué puede y qué no puede suceder en un alquiler. Si no hay nada específico en el contrato de arrendamiento, comuníquese con el propietario para explicarle la situación. A menudo, serán un poco comprensivos con los ruidos específicos que causan un problema. Incluso podrían aliviar un poco las limitaciones si una persona lo aborda de la manera correcta.

Aún así, es importante tener en cuenta algunas tácticas críticas que pueden usarse como métodos de insonorización bastante fáciles y asequibles para una ventana. Comenzar con el enfoque correcto siempre es clave al principio y luego hacer el movimiento correcto después de eso.

1. Cómo insonorizar una ventana en un apartamento

Antes de lanzarse a cualquier método de insonorización, es importante comprender dónde está la fuente del ruido. Si alguien no puede determinar de dónde proviene el ruido, será muy difícil encontrar una solución la primera vez. Podría terminar costando bastante dinero probar cosas diferentes, solo para descubrir que una solución bastante simple funcionó al final.

Una forma de saber si hay un área particularmente débil alrededor de una ventana es palpar. Si cierta parte de la ventana se siente diferente, podría ser la fuente de un problema. En algunos casos, incluso puede haber aire pasando ligeramente, lo cual es un motivo importante de preocupación con respecto al sonido, la temperatura interior y más.

Una vez que se identifica la fuente del sonido, existen algunas opciones económicas de insonorización para que las personas las prueben. Todos necesitan tiempo para configurarse correctamente, pero son relativamente económicos.

2. Cortinas acústicas y pesadas

Casi todas las ventanas de una casa ya van a tener cortinas para completar un look. Esto hace que sea una solución muy fácil reemplazar esas cortinas con algo un poco más pesado y diseñado explícitamente para ayudar con el control del ruido. Estas cortinas (fuente) son bastante económicas, y comprar en línea mostrará que también hay muchas opciones de colores diferentes.

En el peor de los casos, alguien que esté alquilando tendrá que poner las cortinas viejas antes de salir de casa. Eso se sugiere en primer lugar, simplemente porque nadie quiere donar sus cortinas a la próxima persona que se mude a un alquiler. Se pueden usar en la siguiente casa si hay problemas con las ventanas.

No solo controlan el sonido, sino que también ayudan bastante con el control de la luz. Es muy abrumador para algunas personas tener que lidiar con problemas de iluminación intensa dentro de ciertas habitaciones. Si alguien está tratando de dormir cuando todavía sale la luz del día, estas cortinas son útiles. Reducir la luz y el sonido lo convierte en una experiencia muy tranquila en el interior.

3. Sellos de ventana

Cómo insonorizar una ventana en un alquiler

Las cortinas son un gran lugar para comenzar al principio, pero si eso no funciona tan bien como a uno le gustaría, el siguiente paso es verificar algunas opciones de sellos acústicos para ventanas. Al usar un sello, agrega un panel de vidrio adicional para ayudar a crear espacio muerto. Esto limita la transmisión de sonido de ruidos provenientes del exterior.

Los sellos son bastante fáciles de instalar, pero necesitan tornillos para funcionar correctamente en la mayoría de los casos. Aquí es donde se vuelve un poco complicado para alguien que está alquilando. Asegúrese de preguntarle al arrendador o de revisar el contrato de arrendamiento antes de comenzar. Lo último que una persona quiere hacer es enfrentar una multa considerable porque hizo algo que se suponía que no debía hacer.

La buena noticia es que, si se trata de un problema real, el propietario lo verá como una solución más económica que tener que arreglarlo él mismo. Tal vez estén bien con la solución, y aún es posible quitárselo antes de mudarse.

Asegúrese de llenar todos los agujeros después de desinstalar todo. Eso suele ser suficiente cuando la gente se muda para satisfacer al propietario. (fuente)

4. Barrera de sonido clara

Una persona puede crear un panel de ventana de tamaño personalizado con una barrera de sonido clara. Estas barreras suelen tener hasta 4 pies de ancho y se conectan con velcro al marco de la ventana. Dado que usan Velcro en lugar de algo más permanente, es bastante fácil de poner y quitar si una persona está en una casa de alquiler. El único inconveniente es que no es exactamente factible para todos los estilos de ventana.

La luz atraviesa bastante bien, pero a algunas personas no les gusta exactamente el aspecto de estas barreras. Cambia un poco el aspecto de una ventana, pero la mayoría de la gente está dispuesta a adaptarse. Pueden funcionar bien con cortinas acústicas o simplemente como una opción independiente.

Pídale al arrendador una solución permanente

En determinadas situaciones, el sonido diario puede resultar insoportable. Para que se produzca una solución real, la única opción es optar por ventanas insonorizadas. Esto requerirá una buena cantidad de convencer al propietario, pero es posible si una persona muestra por qué está presentando este tipo de solicitud.

Las ventanas insonorizadas funcionan muy bien, ya que tienen varias capas de vidrio que tienen un poco de espacio de aire entre cada una. Son costosos, por lo que muchos propietarios no los instalarán inicialmente. En entornos urbanos, tienen mucho sentido, porque puede ser un desafío para las personas tener paz y tranquilidad en el interior.

No tiene mucho sentido que alguien que alquila invierta en estas ventanas, a menos que no tenga otra opción. No solo son costosos, sino que deben cortarse de la manera correcta para adaptarse a las ventanas específicas. Eso hace que sea imposible llevar las ventanas a la siguiente ubicación cuando una persona se muda.

Si un propietario decide hacer el cambio, es posible que no necesite ninguna otra solución. Sin embargo, la mayoría lo considera un esfuerzo desesperado, porque los propietarios no se van a comprometer con algo como esto basándose en una sugerencia.

¿Existe algo como una solución temporal de insonorización?

Todos los consejos enumerados anteriormente se consideran algo temporales, pero eso es lo más cercano que una persona puede obtener para algo rápido y fácil de instalar.

La verdad del asunto es que una solución de insonorización requiere agregar materiales y estructuras que sean bastante grandes y pesadas. Para hacer eso con una ventana, es necesario realizar alguna modificación en el área circundante. Cualquier cosa demasiado temporal simplemente no va a funcionar y, en última instancia, termina siendo una pérdida de tiempo.

Como se mencionó anteriormente, cuanto más abierto tenga una persona con el propietario, mejor. Al final del día, quieren una casa que sea muy beneficiosa no solo para el residente actual, sino también para las personas futuras en el futuro. Si sienten que invertir ahora para mejorar las ventanas es el camino a seguir, es posible que al final lo hagan.

Aprender a insonorizar una ventana en un apartamento.

Las ventanas difieren de todas las demás partes de la pared, y solo un poco de espacio puede crear una fuga para que el sonido pase. Son esenciales para iluminar una habitación de forma natural, pero no son tan buenos cuando se trata de controlar el ruido.

Lo mejor que puede hacer en cualquier lugar es mirar y sentir alrededor de toda el área de la ventana para ver dónde están las áreas problemáticas. Algunas ventanas no necesitan tanta ayuda, mientras que otras tienen problemas en el departamento de sonido.

Hay opciones con las que las personas pueden contar, pero tenga en cuenta que existen limitaciones para las personas en los alquileres. No tenga miedo de pedir un poco de indulgencia si el problema del ruido es grave.

Cómo insonorizar una ventana en un alquiler

Como esto: