Cómo insonorizar una puerta de garaje: ¡un refugio tranquilo!

Cuando se trata de insonorizar su hogar, el garaje es probablemente el último lugar en el que piensa; después de todo, el espacio se usa principalmente para estacionar vehículos y almacenar equipos de jardinería, herramientas, juguetes para exteriores, decoraciones navideñas y otros artículos de uso no tan frecuente.

Sin embargo, algunas personas usan sus garajes para algo más que almacenamiento; por ejemplo, si está en una banda, puede usarlo para practicar, si le gusta trabajar con las manos, puede usarlo como taller, si trabaja en automóviles, puede usarlo como su hogar taller de mejora de automóviles, o incluso puede usarlo como oficina en el hogar.

Independientemente de cómo utilice su garaje, el ruido puede ser un problema. Las puertas de garaje contienen varios huecos que permiten que los paneles se muevan para que pueda abrir y cerrar la estructura. Las ondas de sonido pueden viajar fácilmente a través de esos espacios, lo que permite que el ruido exterior ingrese a su garaje y el ruido interior salga.

Si el ruido es un problema en su garaje, hay algunas formas simples de bloquear el sonido, creando más paz y tranquilidad en ambos lados de la puerta.

Razones para insonorizar su puerta

Dos de las razones principales por las que podría querer insonorizar su puerta incluyen:

  • Reducir la cantidad de ruido que ingresa al espacio.
  • Evitar que el sonido viaje fuera del espacio.

Por ejemplo, si usa su garaje como taller o para el ensayo de una banda, es posible que desee tener la menor intrusión de ruido posible para distraerlo. Además, la insonorización de la puerta del garaje ayudará a evitar que los ruidos fuertes salgan del espacio.

Además de minimizar la transmisión de ruido, la insonorización de la puerta de su garaje también puede ayudar a mejorar las cualidades aislantes de la estructura.

Ciertas estrategias pueden ayudar a prevenir la transferencia de calor; por lo tanto, menos aire calentado y enfriado entrará y saldrá del espacio. Como tal, el nivel de comodidad de su garaje puede aumentar y sus facturas de servicios públicos pueden disminuir.

Los tipos de sonido

Para asegurarse de que está tomando las medidas adecuadas para evitar la transmisión de sonido, primero es importante determinar qué tipo de ruido está tratando de eliminar, ya que diferentes sonidos requieren diferentes métodos de insonorización.

Hay dos tipos principales de sonido:

Ruido Aéreo

El primero, y el más común, es el ruido aéreo. Incluye los sonidos de voces, música o herramientas eléctricas que viajan fuera de su garaje y a través de la puerta del garaje.

Este tipo de sonido ocurre cuando un objeto hace un ruido, las ondas de sonido que crea el ruido viajan a través del aire y luego las ondas de sonido chocan con un objeto sólido. Esa colisión crea una vibración, que se puede escuchar como sonido.

Ruido transmitido por estructuras

El segundo tipo de sonido se conoce como ruido transmitido por estructuras (también conocido como ruido estructural o de impacto). Los ejemplos incluyen el sonido de golpes en la puerta de su garaje o la lluvia golpeando contra la puerta.

El ruido propagado por estructuras se produce cuando un objeto impacta contra una estructura sólida; en este caso, la puerta de su garaje. El impacto del objeto contra la estructura crea una vibración, y esa vibración se escucha como ruido.

Para determinar con qué tipo de ruido está lidiando, coloque su mano en la puerta del garaje cuando escuche un ruido que le gustaría eliminar.

Si siente una vibración asociada con ese ruido, entonces el sonido se transmite por la estructura. Si no siente una vibración y aún escucha el ruido, está en el aire.

Cómo insonorizar una puerta de garaje

Una vez que haya determinado qué tipo de ruido está tratando de eliminar, puede tomar medidas para evitar que las ondas de sonido creadas por la fuente atraviesen la puerta de su garaje.

aislar la puerta

Por lo general, las puertas de garaje no están aisladas; son estructuras sólidas o huecas. Al agregar una capa de aislamiento a la puerta, puede bloquear y absorber el sonido de manera efectiva.

Hay varios tipos de materiales de insonorización que puede utilizar para aislar la puerta de su garaje; sin embargo, quizás la opción más fácil y efectiva es el vinilo cargado en masa (MLV).

Mide la puerta de tu garaje y corta el material para que mida del mismo tamaño que la puerta. Aplique el vinilo cargado en masa a la puerta del garaje, usando adhesivo de cola verde para asegurarlo en su lugar.

En lugar de vinilo cargado en masa, puede usar mantas insonorizantes para insonorizar la puerta de su garaje. Estas mantas están hechas de materiales densos que absorben y desvían las ondas sonoras.

Deberá asegurarse de comprar suficientes mantas para cubrir completamente la puerta. Aplique adhesivo de cola verde a la superficie de la puerta del garaje y luego coloque las mantas sobre el adhesivo para asegurarlas en su lugar.

Instalar paneles de espuma acústica

Si desea evitar que el sonido salga de su garaje y desea mejorar la acústica dentro del espacio, intente instalar paneles de espuma acústica sobre la puerta de su garaje.

Las ondas de sonido rebotan y son absorbidas por la espuma acústica, que minimiza las vibraciones, lo que ayuda a evitar que el sonido salga por la puerta y también mejora la acústica dentro del espacio mismo.

Asegúrese de comprar suficientes paneles de espuma acústica para cubrir la superficie de su garaje. Aplique adhesivo en aerosol o pegamento verde en la parte posterior de los paneles y colóquelos en su lugar. Si necesita cortar el material para que se ajuste a la puerta, asegúrese de tomar primero las medidas necesarias y luego use un cuchillo multiusos para cortar el material a la medida.

Selle cualquier espacio

Las puertas de garaje contienen muchos huecos. Estos espacios permiten que el ruido del aire pase fácilmente a través de la puerta del garaje, lo que permite que el ruido interior escape del garaje y el ruido exterior ingrese al espacio.

Para sellar los espacios a lo largo de la parte inferior de la puerta, instale burletes. Hay varios tipos de burletes disponibles y se pueden comprar en tiendas minoristas en línea y centros de mejoras para el hogar.

Para aplicar el burlete, simplemente retire la tira protectora que cubre el respaldo adhesivo y aplique el lado adhesivo del burlete a lo largo de la parte inferior de la puerta.

Para los espacios que se encuentran a lo largo de la parte superior y los lados de la puerta, puede usar un kit de sellos para puertas de garaje. Estos kits cuentan con dispositivos «similares a aletas» que están construidos con material de vinilo y se pueden instalar fácilmente a lo largo de la parte superior y los lados de la puerta del garaje.

Además de bloquear el ruido, sellar los espacios en la puerta de su garaje también ayudará a evitar que las corrientes de aire atraviesen la estructura, mejorando así la comodidad del espacio y la eficiencia energética de su garaje.

Insonorización de una puerta de garaje enrollable

Si bien los métodos mencionados anteriormente son muy efectivos, le impedirán usar la puerta de su garaje. Si aún necesita abrir y cerrar la estructura, considere lo siguiente:

Mantas temporales para insonorización

Discutimos el uso de mantas insonorizantes para aislar la puerta de su garaje; sin embargo, el método discutido anteriormente requiere el uso de adhesivo para asegurar el material en su lugar. Si aún necesita abrir y cerrar la puerta del garaje, en lugar de adherir las mantas, colóquelas sobre la puerta.

Cuelgue barras de cortina sobre la puerta del garaje y cuelgue las mantas insonorizantes de ellas. Cuando la puerta está cerrada, puede cerrar las cortinas para bloquear el sonido. Cuando necesite abrir la puerta, puede abrir las cortinas para facilitar el acceso.

Reemplace la puerta del garaje

Otra opción para evitar la transmisión de sonido es reemplazar la puerta de su garaje existente por una que esté aislada. Como se mencionó anteriormente, las puertas de garaje suelen ser estructuras sólidas o huecas, lo que significa que las ondas de sonido causadas por el ruido transmitido por la estructura y el aire pueden viajar fácilmente a través de ellas. Para evitar que esto suceda, puede instalar una puerta de garaje aislada.

Una puerta de garaje aislada, como sugiere su nombre, contiene una capa de aislamiento entre el panel frontal y el posterior. El aislamiento absorbe las ondas de sonido, lo que ayudará a reducir el nivel de ruido que viaja a través de su garaje.

Si planea instalar una puerta de garaje aislada, asegúrese de tomar todas las medidas necesarias antes de comprar una. Además, querrá tomar todas las precauciones necesarias al quitar la puerta existente e instalar la nueva.

Si no se siente seguro de sus habilidades, puede considerar contratar a un profesional para que haga el trabajo por usted. Si lo hace, garantizará su seguridad y garantizará que el trabajo se realice de la manera correcta.

Conclusión

La insonorización de una puerta de garaje ayudará a reducir la cantidad de ruido que sale y entra en el espacio. La técnica que utilice depende del tipo de ruido que esté tratando de eliminar y de si tiene la intención o no de usar la puerta de su garaje después de haberla insonorizado.