Cómo insonorizar una fuga en el colector de escape de su auto

de Maria Crave
14 de junio de 2022

Dado que los vehículos de motor se componen de muchas partes, es natural que en el camino algunas de ellas comiencen a experimentar problemas. Una de las áreas más comunes de un automóvil que experimenta problemas es el sistema de escape, que con el tiempo puede desarrollar una fuga que puede volverse grave si no se aborda.

Si nunca ha experimentado una fuga de escape en su automóvil, los síntomas comunes de una fuga en el colector de escape pueden incluir cosas como:

  • Ruido fuerte del motor
  • Economía de combustible cada vez más pobre
  • Vibraciones en su cabina y compartimento del motor
  • Una acumulación de gases de escape en la parte delantera del vehículo.
  • Ruidos de estallidos y resoplidos
  • Fugas de monóxido de carbono
  • Advertencia de sensores de oxígeno

Como cualquier otra cosa con su automóvil o camión, un problema de escape no desaparecerá por sí solo. Desafortunadamente, solo empeorará. En lugar de dejar que lo que inicialmente puede ser un problema menor y muy reparable se convierta en un trabajo de reparación más complejo y costoso, así es como suena una fuga de escape y cómo se puede arreglar.

¿Cómo puedo saber si tengo una fuga de escape?

Dado que su sistema de escape va desde la parte delantera de su vehículo hasta la parte trasera, es posible que deba ser un poco detective para determinar no solo si realmente tiene una fuga en el colector de escape, sino también dónde se encuentra. Para empezar, no intente inspeccionar su sistema de escape tan pronto como entre en el camino de entrada y apague el motor, ya que el silenciador, el protector térmico, las tuberías y otros componentes del sistema estarán extremadamente calientes. Comience por completar una inspección visual, levante el capó y examine el colector de escape, que permite que los gases de escape salgan del motor. A partir de ahí, es cuestión de seguir los tubos de escape hasta el final del tubo de escape. Si ve áreas que están agrietadas, abolladas, oxidadas o le faltan trozos de metal, es probable que esa sea la fuente de la fuga del colector de escape. No olvide comprobar si los escudos térmicos están dañados.

Muchas veces, el problema se remonta a la junta del colector de escape. Si tiene una junta del colector de escape defectuosa, provocará una fuga que suena como un silbido o golpeteo.

¿Puede oír una fuga de escape en reposo?

Si su automóvil sufre una fuga de escape, debería poder escucharlo cuando el automóvil está en ralentí. Esto es particularmente cierto cuando el problema proviene del colector de escape de su automóvil, donde una grieta o la falta de sellado producirá un ruido del motor extremadamente fuerte al arrancar, especialmente en un arranque en frío. De hecho, el ruido de una fuga de escape de esta naturaleza será más pronunciado cuando encienda inicialmente su vehículo.

¿Es malo conducir con una fuga en el colector de escape?

La respuesta a esta pregunta depende de varios factores, como la ubicación de la fuga en el escape. En última instancia, si nota una fuga, debe repararla lo antes posible, ya que los vapores dañinos entrarán en la atmósfera, dañando la salud y el planeta. Si está afectando su capacidad para operar su automóvil de manera segura en lo que respecta a vibraciones excesivas u otros problemas, y si los gases de escape están ingresando o no a la cabina. Si su vehículo tiene un silenciador, protector térmico o tubo de escape con un gran orificio y hace ruidos muy fuertes mientras lo conduce, la policía podría detenerlo y emitir una multa por conducir un vehículo inseguro. Además, ningún vehículo que sufra una fuga en el colector de escape pasará una inspección estatal, así que tenga esto en cuenta también. Finalmente, cuanto más tiempo deje que persista el problema, más difícil será para el sistema de escape, el motor y otros componentes de su automóvil, lo que significa que otros sistemas de su vehículo pueden requerir reparaciones.

¿Qué causa una fuga en el colector de escape?

Incluso si tiene mucho cuidado con su vehículo y trata de mantenerlo lo mejor posible, las fugas de escape son casi inevitables. Para la mayoría de los sistemas de escape que tienen una fuga, la corrosión es la culpable. Si bien el acero inoxidable que comprende su sistema de escape es conocido por su dureza, solo puede soportar una cierta cantidad de temperaturas frías y calientes, ser arrojado con grava y alquitrán de la carretera y otras cosas diversas. Además, dado que no todos los caminos son perfectamente lisos, los baches y los baches pueden causar estragos en los sistemas de escape, particularmente en aquellos que pueden ser bajos o que ya están un poco perdidos. Finalmente, Father Time tiene una forma de acabar con los sistemas de escape más duros. Ya sea que se trate de una junta del colector de escape que se degrada y permite que se produzcan fugas o un silenciador que ha tenido mejores días, muchos factores pueden contribuir a una fuga en el colector de escape.

¿Cuánto cuesta reparar las fugas del múltiple de escape?

Cuando se trata de reparar un colector de escape con fugas, debe llevarlo a un taller de mantenimiento de automóviles calificado, a menos que sea muy hábil en la reparación de automóviles y sepa exactamente lo que está haciendo en cada paso del camino. Si lo lleva a un taller para las reparaciones necesarias, las piezas y la mano de obra generalmente costarán desde € 150 hasta € 400, dependiendo de las reparaciones que se necesiten realizar. Si es muy afortunado y solo necesita soldar un área pequeña de un tubo de escape, a menudo puede arreglárselas con menos de € 100 para esta reparación.

Costo de reparación retrasada

Si pospone ir a un taller de reparaciones, podría aumentar su factura de manera significativa. Tras el proceso de combustión, estos gases escapan al salir de la cámara de combustión. Los gases son increíblemente calientes y pueden causar daños graves y desgaste prematuro a otras partes de su motor, o incluso al convertidor catalítico. Como resultado de las fugas de escape, podría terminar con una factura de reparación mayor.

¿A qué huele una fuga en el colector de escape?

Una vez que los gases de escape comiencen a escapar del sistema de escape de su vehículo, comenzará a oler los gases de escape. Por lo general, primero notará un olor más fuerte a gasolina, al que seguirá el olor a metal quemado. Si bien una fuga en el colector de escape generalmente no provoca un incendio u otros problemas relacionados, puede ser una buena idea detenerse y echar un vistazo rápido solo para asegurarse de tener una mejor idea de lo que está sucediendo. En la mayoría de los casos, el olor solo será una molestia que desaparecerá una vez que se repare la fuga.

Hacer tictac, estallar y soplar

En lugar de que su automóvil ronronee como un gatito mientras lo conducen, le recordará una pieza de maquinaria que tiene algo mal. De hecho, espere escuchar cualquier cosa, desde tictac, estallidos y resoplidos hasta zumbidos y silbidos que no solo se harán más y más fuertes a medida que el problema empeore, sino que también cambiarán las frecuencias.

¿Cómo resulta una fuga en el múltiple de escape en un bajo kilometraje de gas?

En cuanto a por qué una fuga en el colector de escape empeora la economía de combustible mientras conduce, se debe a la disminución de la presión en el sistema de escape que conduce a un menor rendimiento y un mayor uso de combustible. Cuando la presión cae, el sensor de oxígeno de su automóvil, comúnmente llamado sensor de O2, se engaña haciéndole creer que el motor del vehículo no tiene la mezcla correcta de combustible y oxígeno. Cuando esto sucede, la unidad de control electrónico (ECU) del vehículo aumenta el suministro de combustible al motor, lo que da como resultado una mezcla que se vuelve demasiado rica y, por lo tanto, disminuye el kilometraje de su vehículo. Además de la disminución de la eficiencia del combustible, esta respuesta probablemente también provocará una pérdida de potencia cuando intente acelerar, ya que la mezcla de aire y gas debe ser la correcta para obtener el máximo rendimiento. Esté atento a la pérdida de rendimiento al presionar el pedal del acelerador.

¿Qué pasa si necesito una solución temporal?

Dependiendo de la gravedad de la fuga de los colectores de escape y de su ubicación, es posible que pueda utilizar algunas soluciones rápidas y muy económicas para resolver temporalmente su problema. Estos generalmente incluyen masilla o selladores, todos los cuales se pueden aplicar a las tuberías y silenciadores como una curita para el problema. Incluso si funcionan por el momento, no se complace en obtener una solución permanente, ya que pronto habrá gases de escape en la cabina, aumento de los niveles de sonido y olor a quemado. A veces, la solución será tan simple como requerir una nueva junta del colector, esta suele ser una reparación rápida y económica que solo requiere tiempo y una junta.

Resolver problemas y fugas de escape

Ahora que sabe cómo suena una fuga en el colector de escape, qué causa una fuga y las muchas formas en que se puede reparar una fuga, diríjase a su mecánico más cercano en el momento en que comience a escuchar un ruido fuerte y ver hollín negro antes de que aparezcan nuevas fugas. y el ruido se hace más fuerte. Con suerte, arreglar esto rápidamente significará que solo necesita una junta nueva y no un motor nuevo.

Siempre preste atención a los cambios en los sonidos del motor y esté atento a los otros síntomas de fugas en el múltiple de escape.