Cómo insonorizar un aseo

Un nuevo nivel de confort y tranquilidad.  

Para muchas personas, la sola idea de invertir tiempo, esfuerzo y dinero, en la insonorización de su sala de baño, parece algo innecesario y carente de importancia.

Sin embargo, nada está más lejos de la realidad, ya que los beneficios de hacerlo, serán tan grandes, que lo único que vamos a lamentar es no haberlo hecho antes.

El cuarto de baño, es quizá el único lugar de la casa donde realmente podemos relajarnos y escapar un poco del estrés de la vida diaria.

Por esta razón, cualquier cosa que podamos hacer para convertir nuestro baño en un lugar agradable y pacífico, bien vale la pena.

Ya que definitivamente nos llevará hacia un nuevo nivel de confort, y bienestar emocional.

Una de las mejores maneras de convertir nuestro baño en un oasis de tranquilidad, es precisamente la insonorización.

Insonorizar significa aislar los sonidos que entran o salen de un determinado espacio, en este caso nuestro baño.

Pero, ¿por qué es importante insonorizar nuestro baño?, ¿qué beneficios tendrá esto  para nuestra familia?

La respuesta es muy simple.

En primer lugar, porque a todos nos gusta la privacidad cuando vamos a utilizar el cuarto de baño.

Son muchos los sonidos producto de las funciones naturales de nuestro cuerpo, que pudieran resultar molestos y desagradables para las personas que están afuera.

Por este motivo, muchas veces nos cohibimos de utilizar el baño.

Aún así tenemos una fuerte necesidad de entrar, cuando sabemos que las personas que están afuera podrían escuchar los ruidos que hagamos adentro.

Lo cual, para nosotros sería vergonzoso.

Un ejemplo de esto son los baños en las oficinas, lugares de trabajo, restaurantes etc.

En donde muchas veces, debido a una mala planificación o administración de los espacios por parte de la gerencia, dichos baños se encuentran muy mal ubicados.

Por otro lado, cada parte de nuestro baño produce un sonido específico e inconfundible.

Si estiramos la cadena del WC, el sonido que esto produce es un indicativo claro, para quien lo escucha, de que acabamos de usarlo.

Así que la insonorización de nuestro baño nos permitirá utilizar ese espacio.

Con la tranquilidad de saber que nadie sabrá o se imaginará, exactamente, hasta el más mínimo detalle de lo que estamos haciendo en un momento tan íntimo y privado.

En segundo lugar, la insonorización de nuestro baño nos permitirá aislar nuestra mente y pensamientos de las cosas que ocurren en el exterior mientras estamos ocupados en el mismo.

Este pequeño detalle representa una gran diferencia para aquellas personas que necesitan disfrutar de un momento de paz y tranquilidad.

Sin escuchar, por ejemplo, los gritos de los niños, el ruido de los vecinos, el sonido de los autos en la calle, etc.

Así, que si quieres disfrutar de una nueva experiencia de tranquilidad en tu propia casa, o lugar de trabajo, insonorizar tu baño es una muy buena manera de lograrlo.

 8 cosas que puedes hacer para insonorizar tu baño

Una vez que decidimos poner manos a la obra, debemos comenzar por el principio.

Tenemos que hacer una inspección a nuestra sala de baño, para encontrar todos esos factores causantes de ruidos molestos.

Por ejemplo; goteras en los grifos, ruidos en las tuberías de desagüe, ventanas y conductos de ventilación, paredes, puertas muy delgadas, etc.

Después de esto, tenemos que comenzar poco a poco el proceso de insonorización, que aunque no es una tarea fácil ni barata.

Bien vale la pena el esfuerzo ya que la diferencia en cuanto a tranquilidad, intimidad y confort, será muy notoria.

Estas son 8 cosas que podemos hacer, para lograr el aislamiento y acondicionamiento acústico de nuestro baño, sin que sea necesario acudir a un experto en insonorización y acústica.

Ni gastar grandes cantidades de dinero.

Usar  materiales aislantes, debajo o arriba de la puerta, para bloquear el sonido

Este primer paso va a marcar un gran cambio en la reducción de ruidos que entran o salen del baño.

Ya que la mayoría de estas “fugas de sonido” se presentan precisamente por los espacios vacios encima o debajo de las puertas.

Lo que debemos hacer, es instalar en ese espacio por el cual se escapan los sonidos (encima o debajo de la puerta) un listón de algún material sintético, aislante del sonido.

De manera que no interfiera al abrir o cerrar la puerta, pero que sea lo suficientemente grande para tapar los espacios vacios por los cuales se filtra el sonido.

Para esto podemos usar un listón de corcho o madera de las mismas medidas de los cantos superiores o inferiores de la puerta, y fijarlo con tornillos, clavos, o pegamento.

Forrar la puerta del baño por la parte interna

Si la puerta del baño está hecha de una lámina de madera muy delgada, y no está rellena de materiales aislantes, tapar los espacios vacios encima y debajo de ella no será suficiente para impedir que los sonidos entren o salgan del baño.

Por ese motivo,  una técnica que resulta bastante eficaz, es cubrir con una lámina gruesa de corcho, poliestireno expandido, o gomaespuma, la parte interna de la puerta del baño.

Tratando de que el resultado final sea lo más estético posible y que combine con la decoración.

De esta manera lograremos reducir significativamente los ruidos indeseados, y darle un nuevo estilo agradable a nuestro baño.

Colocar un cielo raso en el techo del baño

Esta opción no resulta realmente demasiado costosa, pero sí bastante efectiva, además de dar un toque especial de decoración y estilo a nuestro baño.

Esto se debe a que el cielo raso actúa como aislante y absorbente de los sonidos, evitando a su vez la reverberación y el eco, que en un baño pueden resultar bastante inconvenientes.

En la actualidad, podemos encontrar, en las tiendas especializadas, varios modelos de cielo raso que embellecen estéticamente  nuestros baños.

Y nos ayudan a insonorizar y mejorar la acústica de ese lugar tan importante de la casa.

Aislamiento acústico en las paredes

Las paredes influyen en gran manera en la cantidad de sonidos que entran o salen del baño.

Y aunque la lógica dice que este aspecto debería ser considerado en el momento de la construcción del inmueble, en la mayoría de los casos no es así.

Muchas veces por ahorrar costos, se emplean ladrillos y materiales bastante delgados al construir las paredes.

Lo que da como resultado que los sonidos traspasen con mucha facilidad de un lado a otro de los muros.

El tratamiento acústico de las paredes es fundamental para cualquier proyecto de insonorización que se pretenda realizar.

Ya sea insonorizar un estudio de grabación, una cabina de radio, un restaurante, o un baño.

Si las paredes no son tomadas en cuenta al momento de insonorizar, poco podremos hacer por mejorar la acústica o reducir los ruidos que entran o salen de nuestro baño.

En el caso de una cabina de grabación suelen usarse paneles aislantes de sonido para tapar las paredes.

No obstante, en el caso de los baños, los paneles acústicos serían un poco inconvenientes, tanto por higiene, como por la estética del lugar.

Aún así, existen varias alternativas que nos pueden ayudar a mejorar  la acústica y reducir los ruidos que entran o salen de nuestro baño.

Una de ellas es el uso de pintura especial aislante del sonido, la cual se puede encontrar en las casas especializadas o en tiendas online.

Otra manera efectiva es el uso de paneles de yeso o algún material parecido, que nos ayude a insonorizarlas paredes de nuestro baño, y que pueda posteriormente ser recubierto con alguna pintura impermeable o aislante, que los proteja contra la humedad.

Insonorizar o cambiar el suelo del baño

Muchos sonidos que entran por los pisos, se pueden minimizar colocando de manera superficial un sobre piso de madera, que nos ayude a aislar los ruidos que entran por el piso.

Otra manera menos sencilla, pero bastante efectiva de hacerlo, es cambiar el piso del baño por un piso flotante de baldosas aislantes del sonido.

Esto consiste en retirar las baldosas del piso, luego colocar un material denso y aislante del sonido parecido a una alfombra y cubrirlo con un plástico protector, para posteriormente aplicar el cemento y pegar las baldosas de nuestro nuevo suelo.

Esto se hace con la finalidad de separar el piso de la estructura principal de la vivienda.

Estos sonidos que traspasan los pisos pueden originarse de dos maneras:

  1. Pueden venir del piso de abajo (caso de vivir en un apartamento o tratarse de una planta alta de una casa)
  2. O pueden ser estructurales, y tener origen en las tuberías de desagüe, o transferirse a través del suelo , desde otros lugares de la edificación.

Reducir el sonido del inodoro

Este es uno de los ruidos más molestos que frecuentemente se producen en los baños.

Y que proporcionan un ambiente acústico desagradable tanto para quien esta dentro del baño, cómo para quienes escuchan los ruidos desde afuera.

Este es el caso de muchos apartamentos, en donde el ruido del baño de los vecinos, puede llegar a ser un verdadero tormento para nosotros.

Realmente no es mucho lo que podemos hacer para reducir los sonidos del inodoro, pero si podemos hacer algo para minimizar un poco las molestias.

En primer lugar debemos identificar si los ruidos se producen por el tanque de agua del inodoro o por las tuberías de desagüe del WC.

Si los sonidos desagradables vienen del sistema de llenado del tanque, podemos intentar cambiar dicho sistema por uno nuevo y más moderno, que permita realizar el llenado de una manera más discreta.

No obstante, si los ruidos provienen de las tuberías de desagüe, podemos intentar aislar acústicamente a través de la  instalación de un piso flotante.

O en último caso, podemos romper el piso, para poder acceder a las tuberías, e insonorizarlas con algún material aislante, lo cual resulta mucho más costoso y difícil de hacer.

Colocar objetos en lugares estratégicos

Muchos materiales de uso cotidiano son absorbentes del sonido y evitan que los ruidos reboten o amplifiquen su resonancia.

Un ejemplo de ellos son los paños o toallas de baño, las  alfombras gruesas, las cajas o estanterías de madera, los peluches y cojines, etc.

Podemos contribuir con la ambientación decorativa de  nuestro baño, poniendo alguno de estos elementos en lugares estratégicos, por ejemplo en las esquinas.

Evitará que los sonidos se propaguen de forma descontrolada, dando como resultado la sensación de saturación y contaminación auditiva.

Instalar una regadera con atomizador

Aunque parezca un detalle exclusivamente de lujo, la instalación de una regadera con atomizador nos ayudará a resolver varios problemas en nuestro baño.

Por un lado nos ayudará a controlar la cantidad y dirección del agua que sale por la ducha.

Lo cual evitará las salpicaduras innecesarias  de agua  y por otra parte, nos proporcionará una sensación de calma y relax, produciendo un sonido suave semejante a la lluvia.

Insonorizar las ventanas

Por último, pero no menos importante, podemos realizar un trabajo sencillo de insonorización a las ventanas del baño.

Para ello, debemos instalar paneles de corcho o poliexpán en la parte interna de los vidrios.

Está técnica nos permitirá insonorizar el baño en gran medida, pero tiene como desventaja que para ello es necesario que las ventanas estén cerradas.

No obstante, podemos cerrar las ventanas para insonorizar el ambiente  al momento de usar el baño, y luego abrirlas para que el espacio se ventile adecuadamente.

¡AHORA, A DISFRUTAR Y RELAJARNOS!

Una vez que ya has hecho todo lo posible por insonorizar tu baño, solo queda disfrutar de ese nuevo refugio de tranquilidad.

Se puede complementar con la instalación de un sencillo sistema de ambientación musical o unos altavoces.

A través de los cuales podamos escuchar sonidos de la naturaleza y  música relajante.

También podemos contribuir a nuestra relajación colocando velas aromáticas, inciensos, o esencias agradables, y atenuando la iluminación.

Para poder comenzar a experimentar esa paz y tranquilidad que tanto necesitamos al momento de usar nuestro baño.

MATERIALES RECOMENDADOS
  1. Alfombras para insonorizar el suelo: VER
  2. Paneles verticales acúticos para romper el sonido: VER
  3. Alfombrillas de espuma de goma EVA impermeables y insonorizadas: VER
  4. Cubre puertas insonorizado para aislar puertas: VER
  5. Paneles cuadrados para paredes en forma de azulejos: VER
  6. Cuadrados piramidales de espuma para paredes. Espuma 30X30X4CM: VER
  7. Alfombras infantiles antideslizantes e insonorizantes: VER
  8. Cortinas acústicas: VER