Cómo grabar a tus vecinos ruidosos

Ha sucedido una y otra vez. Intentas relajarte con un buen libro, o ver Netflix después de un día duro, o simplemente tomar una merecida siesta. Cuando, de repente, hay un fuerte estruendo proveniente de ese apartamento de arriba, o de la sala de estar de al lado. Tu vecino vuelve a hacerlo y tus oídos tienen que sufrir las consecuencias.

Naturalmente, si desea que el ruido se detenga, tendrá que tomar algunas medidas drásticas. Y a veces esos pasos pueden implicar que grabe el ruido de su vecino como evidencia en caso de que alguna vez llegue a la corte. Pero, ¿cómo puede exactamente grabar a sus vecinos mientras están hablando fuerte y, lo que es más importante, debería hacerlo? Este artículo está aquí para ayudarte a resolverlo.

¿Es legal grabar a tus vecinos ruidosos?

La legalidad de grabar a un vecino, al menos cuando se trata de recopilar evidencia de ruido, suele ser turbia. En términos generales, nunca es legal grabar directamente a un vecino en su casa o patio, de ninguna manera, si no lo consiente. Puede malinterpretarse como espionaje, que es una violación de las leyes de privacidad.

Sin embargo, hay algunas advertencias cuando se trata de grabar una posible infracción de ruido. Es decir, puede recopilar cualquier evidencia de audio siempre que no grabe ninguna información privada que los vecinos estén compartiendo a través de sus gritos, gritos, etc. En pocas palabras, si están pisoteando o arrastrando sus muebles, es está bien grabarlo, pero no si están discutiendo asuntos privados como finanzas, drama familiar, etc.

Además, debes asegurarte de que grabas desde tu propia casa, sin invadir la privacidad de la suya. Por ejemplo, si está grabando en el exterior, hágalo dentro de los límites de su propia casa o jardín. Una vez que te inclinas sobre su valla o a través de una abertura, estás entrando sin autorización y eso es un delito.

Diferentes tipos de ruido molesto

Cualquier cosa puede contar como ruido, desde simples pisadas en el suelo hasta fuertes gritos y chillidos. Pero para que pueda presentar un caso legal contra su vecino, los sonidos fuertes que hacen tienen que calificar como los llamados ruidos molestos.

Hablando en términos generales, existen tres tipos de ruidos molestos, así que vamos a repasarlos todos.

Ruido molesto laboral

Como su nombre indica, este tipo de ruido se produce en el lugar de trabajo. Por supuesto, si la gente tiene que salir y hacer trabajo en el campo, por ejemplo, construcción, remodelación de casas, etc., el ruido que hacen también cuenta como ocupacional.

La mayoría de las veces, los sonidos fuertes y molestos de este tipo involucran las herramientas o el método de trabajo. Si un empleado manipula una pieza de maquinaria rota, inevitablemente rechinará o chirriará, provocando un estruendo irritante. Además, lo mismo puede ocurrir si el trabajador utiliza la herramienta de forma incorrecta.

Además de las propias herramientas, el enfoque de los empleados individuales también puede contribuir al ruido. Por ejemplo, si necesitan comunicarse con otros colegas, pero no tienen la tecnología para hacerlo, la gente recurrirá a los gritos. Como sucede en la oficina o en el campo, estos gritos son técnicamente ruido ocupacional.

Y hablando de tecnicismos, tu vecino también puede crear ruido ocupacional en casa. Por supuesto, deben trabajar por cuenta propia para hacerlo, o al menos trabajar de forma remota desde la comodidad de su hogar. Una vez más, el ruido que potencialmente hacen mientras trabajan desde casa es ocupacional ya que lo hacen durante sus horas de trabajo.

Ruido molesto del producto de consumo

El ruido molesto de los productos de consumo es, en muchos sentidos, similar al ruido ocupacional cuando se trata de herramientas. La principal diferencia es que las herramientas que usa nuestro vecino no están relacionadas con el trabajo, sino que son aparatos y máquinas cotidianas que tienen en la casa.

También es un tipo de ruido extremadamente común que experimentan los vecinos. ¿Cuántas veces has escuchado el sonido de una batidora o un exprimidor al otro lado de tu puerta? ¿Ha tenido noches de insomnio debido a una lavadora sucia o una secadora que gira demasiado? Ese es el ruido molesto de los productos de consumo y, si no se maneja de inmediato, puede causar problemas importantes durante mucho tiempo.

Ruido molesto de la comunidad

Al igual que el tipo de ruido anterior, este también es algo que puede esperar de sus vecinos. Básicamente, un ruido molesto para la comunidad es cualquier cosa relacionada con la forma en que sus vecinos se comunican en el día a día. Tal vez son demasiado ruidosos o bulliciosos con su familia. Tal vez tienden a decir blasfemias un poco demasiado alto cuando el juego está en marcha, o cuando se golpean el dedo del pie.

En general, es mejor dejar que la comunidad en su conjunto los aborde los ruidos molestos de la comunidad. Teniendo en cuenta lo comunes que son, también son el tipo de ruido que los expertos legales entienden mejor. Por lo tanto, si necesita la ayuda de un asesor antes de grabar cualquier cosa, lo más probable es que vengan preparados si el problema es el ruido de la comunidad.

Cómo grabar el ruido de tu vecino

Encontrar el equipo adecuado

Para obtener la evidencia más clara de ruido, necesitará las herramientas adecuadas para el trabajo. Y para obtener las mejores herramientas, debe descubrir algunos detalles cruciales.

En primer lugar, considere el alcance de su equipo y la claridad de la grabación. Si sus vecinos están haciendo mucho ruido, pero está al otro lado de su habitación, probablemente podrá escucharlo, pero no grabarlo correctamente. Eso es porque el sonido está demasiado lejos de la propia grabadora.

Además, incluso si el ruido es bastante cercano, una pared entre usted y su vecino presentará una barrera que amortiguará algunos de los sonidos que pasan. En otras palabras, incluso si lo graba con una grabadora de baja calidad, no será tan claro como lo necesita. Por lo tanto, necesitará un modelo de grabadora de gama alta que pueda capturar el habla humana.

A continuación, está la duración de la batería. Capturar unos segundos de ruido no se mantendrá en la corte, por lo que necesitará horas de metraje. Con eso en mente, su grabadora probablemente tendrá que permanecer encendida durante un largo período de tiempo, y si se agota la batería mientras graba, no podrá capturar suficientes imágenes. La mejor solución es comprar un modelo cuya batería pueda soportar varias horas continuas de captura de audio ininterrumpida.

Si obtiene un micrófono separado junto con su equipo de grabación, asegúrese de que sea compatible y que cancele el ruido de fondo. Nuevamente, querrá una grabación de audio clara de lo que sus vecinos le están haciendo pasar, por lo que el audio amortiguado es un gran no-no aquí. Además, si el micrófono que compras no funciona con tu equipo de grabación, solo estarás tirando el dinero.

Colocación de equipos

Dependiendo de dónde viva y qué tipo de grabadora tenga, colocará su equipo de manera diferente. Por ejemplo, si usa una cámara de seguridad inalámbrica, apúntela hacia el jardín. De esa manera, captará tanto los sonidos de los juegos bruscos de sus vecinos como las imágenes potenciales para acompañar el audio.

Si sus vecinos están en el patio, pero hay un seto que le impide grabar con la cámara de seguridad, intente usar un dispositivo inteligentemente camuflado y colóquelo cerca del seto. Por ejemplo, puede usar este lápiz grabador de voz; simplemente déjelo funcionando directamente en la mesa al aire libre. Incluso si los vecinos ven el dispositivo, asumirán que es un bolígrafo normal y no le prestarán atención.

Por supuesto, si está grabando desde su apartamento, puede colocar una grabadora normal lo más cerca posible de la fuente de ruido. Entonces, si comparte una pared con sus vecinos, colóquela cerca de esa pared, o incluso en un estante que cuelgue de ella.

Por otro lado, puedes colocarlo junto a una ventana abierta. De esa forma podrás captar todas las voces provenientes de las ventanas del vecino más cercano al tuyo. Independientemente de lo que elija hacer, asegúrese de que haya la menor cantidad posible de distracciones entre el dispositivo y la fuente del ruido.

Medidas verbales y legales para la prevención del ruido

Hable con su vecino (o su arrendador)

Si bien hay vecinos poco razonables, la mayoría de las personas tiende a ceder si te acercas a ellos de la manera correcta. Por ejemplo, siempre puedes hablar con tu vecino sobre el nivel de ruido. Hágales saber que no es bueno para su salud y que le impide realizar sus actividades cotidianas.

Si no coopera, no dude en ponerse en contacto con el propietario (si tiene uno) y plantearle el problema. La mayoría de las veces, intentarán arreglar todo y convencer a su vecino de que deje de hacer ruido.

Hable con la(s) organización(es) comunitaria(s)

A veces, hablar con el vecino simplemente no es suficiente. Con eso en mente, si su edificio o su vecindario tiene una organización local que se encarga de mantener todo limpio y seguro, discuta el asunto con ellos. Si sus vecinos son demasiado ruidosos, hay muchas posibilidades de que otros vecinos se unan a usted en su búsqueda.

Usa un mediador

Lamentablemente, los vecinos irracionales son demasiado comunes. Sin embargo, le recomendamos que no vaya a la corte todavía. En su lugar, contrate a un experto legal para que actúe como mediador durante las conversaciones informales con su vecino. Un experto que lo respalde puede convencer a su vecino de que se calme. Pero cuando eso falla…

ir a la corte

Un experto legal de su lado es un activo excelente incluso antes de que comience cualquier juicio. Ellos pueden entrenarlo para que maneje el asunto de manera profesional. Podrá obligar legalmente a sus vecinos a comportarse correctamente. En ese caso, su grabación servirá como evidencia sólida de su mala conducta.

Póngase en contacto con la policía

Ahora, si bien es perfectamente aceptable contactar a la policía si el nivel de ruido proviene de una fuente peligrosa (p. ej., abuso doméstico), desaconsejamos hacerlo a menos que sea absolutamente necesario.

La policía puede llegar a su casa solo para encontrar a sus vecinos comportándose normalmente. De esa manera, serás reprendido por la policía por una falsa alarma. Además, su relación con su vecino se deteriorará aún más. Finalmente, si llega la policía y ven tu equipo de grabación, tendrás problemas adicionales en tus manos.

Una lista de prohibiciones para vecinos ruidosos

Para mucha gente, es tentador vengarse de los vecinos por todo el ruido que hacen. Y aunque esa estrategia puede funcionar, desaconsejamos enfáticamente. De hecho, aquí hay una breve lista de todas las cosas que debe evitar hacer como reacción a los vecinos ruidosos:

  • Intentar ser más ruidoso que ellos y gritarles que se detengan.
  • Explosión de ruidos aún más fuertes al vecino durante sus horas de descanso
  • Dejar notas pasivo-agresivas o incluso directamente insultantes en su puerta.
  • Confrontarlos con ira y rango directamente sin hablar primero.

Un resumen rápido

Como ocurre con muchas situaciones ruidosas, siempre puedes intentar insonorizar tu hogar de tal forma que no te llegue ni un pío de tu vecino. Alternativamente, puede tratar de discutir los asuntos con sus vecinos. Pero si todo lo demás falla, toma esa grabadora y captúralos en el acto. Una grabación bien colocada puede significar la diferencia entre una vida de caos total y una de silencio dichoso.

ARTÍCULOS RELACIONADOS: