Cómo evitar que los zapatos rechinen: 10 ideas útiles

¿Estás cansado de que tus zapatos te hablen ?. Bueno, usted no está solo. Hay muchas otras personas como tú, incluyéndome a mí. Hoy, veré cómo evitar que los zapatos rechiten.

En mi publicación reciente, compartí un truco sobre cómo calmar los tacones ruidosos. También puedes comprobarlo. Es vergonzoso usar zapatos y tacones ruidosos.

Principalmente porque nos llaman la atención innecesariamente. Además de que otras personas te miren de manera molesta, los zapatos chirriantes también son una molestia para otras personas.

Antes de que veamos cómo arreglar los zapatos chirriantes, veamos primero lo que podría estar causando que tus zapatos chirríen.

¿Por qué chirrían mis zapatos?

Los zapatos chirriantes pueden ocurrir como resultado de diferentes factores. Lo que puede estar causando que su zapato izquierdo rechine puede ser diferente de lo que está causando que rechine el zapato derecho. A continuación se muestran algunas de las razones por las que tiene zapatos chirriantes.

1. Hay agua en tus zapatos

Lo más probable es que tus zapatos rechiten porque hay agua atrapada dentro de ellos. Piénselo, ¿en el pasado ha entrado al agua con sus zapatos o ha caminado bajo la lluvia o cualquier forma de humedad que pudiera haber entrado en los zapatos?

Bueno, el agua que queda atrapada en los zapatos podría hacer que sus zapatos rechinaran durante meses si no se secan por completo.

El agua atrapada en los zapatos puede hacer que diferentes partes de los zapatos comiencen a chirriar. Las soluciones que se analizan a continuación le ayudarán a solucionarlos.

2. Tus zapatos están envejeciendo

¿Crees que tus zapatos pueden ser viejos? Bueno, si la respuesta es sí, entonces esa podría ser la posible causa de tus zapatos chirriantes.

Esto se debe a que a medida que los zapatos envejecen, las piezas de los zapatos comienzan a desprenderse y desmoronarse. cuando camines en ellos, comenzarán a chirriar.

No se preocupe si aún no está listo para tirar sus zapatos. Aún puedes arreglar tus viejos zapatos chirriantes y usarlos por algún tiempo.

3. Las suelas de los zapatos son demasiado suaves

Los zapatos con suelas muy suaves no solo son propensos a chirriar, sino que también corren el riesgo de caerse. Si el piso o las suelas de los zapatos son demasiado lisos, los zapatos rechinarán.

¿Alguna vez usó sus zapatos nuevos y caminó sobre una superficie lisa solo para descubrir que tiene que caminar de puntillas porque el piso es demasiado liso y sus zapatos tienen suelas muy suaves?

Este suele ser el caso de zapatos nuevos o demasiado viejos. por lo tanto, en un caso como este, no puede cambiar la superficie o el piso sobre el que camina, solo tiene que cambiar la suavidad de las suelas de sus zapatos.

Esto sucede porque las suelas y el piso son demasiado lisos y la fricción entre los dos crea sonido.

Lo mismo ocurre con las nuevas plantillas que rozan el interior del zapato.

Arreglar los zapatos que rechinan por ti mismo implicará el uso de un par de artículos para el hogar.

Cómo arreglar los zapatos chirriantes en el interior

Primero, comience por arreglar sus zapatos ruidosos y chirriantes en el interior. Entonces, si hay otros problemas en el exterior, lo discutiremos más adelante.

1. Espolvoree talco para bebé debajo de las plantillas

Revisa las almohadillas de tus zapatos si se mueven mucho, podrían ser las que hagan chirriar tus zapatos. Si nota que este es el caso, saque con cuidado las almohadillas y espolvoree un poco de polvo dentro de los zapatos.

Después de eso, vuelva a colocar las almohadillas o las plantillas dentro de los zapatos. El propósito del polvo es reducir la fricción entre las almohadillas y los zapatos para que se reduzcan los chirridos.

Si no tiene talco para bebés, puede probar otras alternativas como la maicena o el talco.

Si sus zapatos no tienen almohadillas removibles, entonces puede espolvorear el polvo en la esquina de las plantillas en lugar de debajo.

2. Aplique aceite de coco o vaselina debajo de la plantilla.

Estos dos aceites son lubricantes y tienen un olor agradable. Puede aplicar estos aceites a las plantillas y volver a colocarlos dentro de los zapatos. Solo aplica una capa fina a las plantillas. Esto ayudará a reducir la fricción y, por lo tanto, reducirá el chirrido de sus zapatos.

Siempre puedes aplicarlo cada vez que tus zapatos empiecen a chirriar de nuevo.

3. Coloque la torre de papel debajo de las plantillas

Este truco consiste en colocar una toalla de papel debajo de las plantillas de los zapatos. Para hacer esto, doble dos toallas de papel para que el tamaño sea lo suficientemente pequeño como para caber dentro de sus zapatos. Deslízalas por debajo de las plantillas.

Las toallas de papel proporcionarán un cojín entre las plantillas y los zapatos para ayudar a evitar que se muevan y rechiten al caminar.

Otros materiales que podría utilizar en lugar de toallas de papel son las toallas para la secadora o las servilletas. Las toallas de papel podrían oler después de usar los zapatos un par de veces. La mejor manera de asegurarse de no usar zapatos malolientes es reemplazar las toallas de papel viejas por unas nuevas.

Cómo arreglar los zapatos chirriantes en el exterior

Además del interior de sus zapatos, el exterior podría hacer que sus zapatos rechiten. Aquí hay algunas ideas que le ayudarán a solucionar este problema.

4. Frote la parte inferior de los zapatos con sábanas para secadora

Así es como se evita que los zapatos rechiten al caminar sobre suelos duros. Si sus zapatos rechinan cuando camina sobre superficies lisas como baldosas o pisos de madera, podría ser que la base esté demasiado resbaladiza.

Con una toallita para secadora, frote la suela de los zapatos un par de veces. Esto los hará menos resbaladizos y el zapato no hará el ruido de succión cuando camines.

Podrías repetir lo mismo cada vez que el zapato comience a chirriar de nuevo.

5. Vuelva a colocar las partes sueltas de los zapatos con pegamento.

Si nota algún espacio entre la parte inferior y la parte superior de sus zapatos que no debería estar allí, use súper pegamento para sellar esos espacios. Cuando lo selle con el pegamento, use una abrazadera o una banda de goma para sujetar la parte inferior a la parte superior.

Para asegurar un sellado adecuado, espere hasta que el superpegamento esté completamente seco. Podrías dejar el zapato por un par de horas.

Las suelas de zapatos sueltas también pueden causar chirridos al caminar, por lo que volver a colocarlas puede resolver el problema.

5. Fondo de zapato áspero y liso con papel de lija

Si las suelas de sus zapatos nuevos son demasiado lisas y hacen un sonido chirriante cuando camina sobre otras superficies lisas, puede frotarlas con papel de lija para detener el chirrido.

Repasar suavemente los fondos con un trozo de papel de lija fino hasta que se sientan un poco ásperos al tacto. Si aún no tiene papel de lija en casa, consulte en su ferretería local, en línea o en la tienda de carpintería.

Se recomienda papel de lija de grano 120-129 para evitar rayar demasiado.

Lo importante es ser amable y tener cuidado de no causar demasiado daño, pero aparte de eso, este paso se puede realizar fácilmente en casa.

6. Seque los zapatos mojados al sol o en una secadora

La humedad atrapada en los zapatos puede hacer que rechiten e incluso huelan si no se secan. Para secarlos, puede ponerlos al sol si hace sol o colocarlos dentro de la secadora de ropa o incluso secarlos con secador.

También puede colgarlos en lugares cálidos como la chimenea o envolverlos en un periódico para absorber la humedad.

La humedad atrapada dentro de los zapatos puede hacer que rechinen. Hay un par de formas en las que puedes secar los zapatos para que no rechiten más, entre ellos.

Arreglar zapatos viejos puede ser complicado y, a veces, puede ser mejor si los suelta y compra un par nuevo. Así es como puedes hacer que un zapato viejo rechine menos.

7. Aplique vaselina al exterior.

Si las partes de sus zapatos, como la plantilla, los cordones o la lengua, están produciendo el chirrido, puede cubrirlas con vaselina para una solución instantánea.

A veces, los zapatos rechinan porque el material exterior de los zapatos se frota entre sí.

Si cree que esa podría ser la causa del problema, robe la vaselina en las áreas externas para evitar la fricción. Si desea tomar más precauciones con los zapatos de cuero, entonces debe obtener aceite acondicionador de cuero para sus zapatos de cuero.

En caso de que el aceite acondicionador se desvanezca, frótelos nuevamente.

8. Ponga jabón para silla de montar en las lengüetas de los cordones.

Los cordones son otra fuente común de zapatos chirriantes. Cuando los cordones de los zapatos de cuero rozan la lengua, su calzado podría comenzar a gritar con cada paso.

Para minimizar este efecto, frote un poco de jabón para silla de montar u otro acondicionador de cuero en la lengua para hidratar el área y calmar el ruido.

El jabón para silla de montar es una crema acondicionadora que se puede utilizar para lubricar zapatos.

9. Devuelva sus zapatos chirriantes

A veces, el chirriar de los zapatos no es culpa suya, especialmente si aún son nuevos. Podría ser un problema de fabricación.

Puede consultar la política de devolución de la empresa a la que se los compró y ver si es posible devolverlos por un nuevo par de zapatos diferente.

Primero, busque esta solución antes de comenzar a aplicar técnicas de bricolaje en ellos.

10. Obtenga una solución profesional

¿No sabes cómo evitar que los zapatos hagan ruido? Bueno, puedes probar con los profesionales. Hay zapateros por todas partes. Estoy seguro de que podrán resolver el problema y arreglar sus zapatos por usted.

Con los muchos años de experiencia en la reparación de calzado, hay muy pocos o ningún problema con el que un zapatero no pueda lidiar. Siempre tienen una solución para cada problema del calzado.

Haz una visita con tus zapatos y yo y seguro que te los arreglará.

Sobre cómo evitar que los zapatos rechiten

En pocas palabras, saber cómo evitar que los zapatos rechiten es muy difícil. Solo necesita saber dónde está el problema y usar las técnicas de bricolaje apropiadas que se discutieron anteriormente para corregir la situación.

A veces, puede haber diferentes áreas de los zapatos que están causando el chirrido. En ese caso, debes marcarlos y comenzar a arreglar una parte tras otra.

Si los zapatos son demasiado viejos, tal vez sea el momento de comprar unos nuevos.