Cómo Dormir Ligeramente y Despertar Alerta: Guía Completa

¿Temes despertarte cada mañana sabiendo que estarás atontado y de mal humor todo el día? Es probable que tenga el sueño profundo, lo que le dificulta despertarse con energía y descansado por la mañana.

Bueno, tus luchas están a punto de llegar a su fin. Esta guía te enseñará cómo dormir más ligero, despertarte descansado y tener combustible más que suficiente para afrontar cada nuevo día. ¡Sigue leyendo!

Durmientes livianos y profundos: una comparación

Las personas que duermen profundamente (también conocidas como pesadas) no se ven fácilmente perturbadas por factores externos mientras duermen. En otras palabras, no se despertarán cuando los autos pasen por sus ventanas o su pareja se mueva en la cama a su lado.

Por otro lado, los de sueño ligero son exactamente lo contrario. Es decir, por lo general escuchan incluso el más leve de los sonidos y se despiertan ante la menor perturbación en sus inmediaciones.

En la actualidad, los expertos no están seguros de qué diferencia a los durmientes en una de las categorías anteriores. Muchos creen que todo se debe a la cantidad de husos de sueño que crea el cerebro de una persona mientras se encuentra en las etapas más profundas del sueño.

Los husos del sueño son aumentos en la actividad cerebral registrados cuando uno está en la fase REM del sueño. Según las teorías, cuantos más husos cree tu cerebro, más profundo y pesado dormirás. Por lo tanto, se puede decir que los husos del sueño actúan como barreras que bloquean los estímulos externos para que no te despierten.

Implicaciones prácticas

En la mayoría de los casos, dormir poco o mucho tiene implicaciones particulares para un individuo.

Por ejemplo, las personas que duermen profundamente suelen tener problemas para despertarse por la mañana, sin importar cuánto duerman. Además, es posible que les falte la energía para seguir con su día normal, así como sufrir dolores de cabeza, migrañas, irritabilidad y cambios de humor.

Por el contrario, la mayoría de los que tienen el sueño ligero se despiertan alertas y listos para hacer frente a sus responsabilidades cada mañana. No tienen problemas para sacudirse el aturdimiento matutino y rara vez quieren meterse de nuevo en sus sábanas y posponer sus alarmas. Además, se sienten lo suficientemente energizados para completar todas sus tareas diarias.

Por supuesto, es importante mencionar que no todas las personas que tienen el sueño pesado y ligero experimentan estos síntomas. De hecho, algunas personas que tienen el sueño ligero también pueden tener problemas con el cansancio, mientras que las que duermen mucho pueden descansar de manera excelente. Al final del día, todo depende del individuo y de su genética, hábitos a la hora de acostarse e higiene.

Consejos para despertar Alerta

Ya sea que tenga el sueño pesado o ligero, aquí hay algunos consejos que puede usar para descansar lo suficiente por la noche y despertarse alerta por la mañana.

1. Mejora tu higiene y hábitos de sueño

En primer lugar, dormir más ligero y despertarse alerta depende en gran medida de su higiene del sueño. Este término se refiere a tus hábitos cotidianos, los alimentos que consumes, así como tu rutina a la hora de acostarte.

Para asegurarte de descansar lo suficiente mientras duermes, es esencial llevar una dieta balanceada todos los días. Eso implica darle a tu cuerpo suficientes nutrientes variados, especialmente proteínas. Además, debes tratar de evitar comer alimentos más pesados ​​a altas horas de la noche, así como beber alcohol y café.

A continuación, es importante limitar las siestas durante el día. Si duerme unas pocas horas todos los días, tendrá más dificultades para conciliar el sueño por la noche, ya que los niveles de la hormona del sueño aumentarán durante el día en lugar de hacerlo durante la noche.

Además, despertarse y andar en bicicleta, salir a correr, ir al gimnasio o hacer algo de yoga también podría ayudar. Estas actividades te llenarán de endorfinas y te darán energía más que suficiente para afrontar el día.

En cuanto a tu rutina para dormir, lo mejor es pasar las noches haciendo algo que amas. Desde pasatiempos hasta salir con sus seres queridos, elija actividades que le brinden alegría y lo ayuden a relajarse.

Con todo, la clave está en experimentar e idear una rutina que te ayude a despertarte más alerta. Puede ser un proceso largo, pero el esfuerzo vale la pena a largo plazo.

2. Haz uso de la luz

La luz, ya sea natural o artificial, puede ser una herramienta útil si te despiertas cansado y aturdido por la mañana.

Por ejemplo, puede dejar las persianas abiertas durante la noche y dejar que la luz natural entre en su habitación. La luz podría ayudarlo a despertarse incluso antes de que suene la alarma y estimularlo a levantarse de la cama más fácilmente.

En caso de que tengas que despertarte antes del amanecer o no te sientas cómodo dejando las persianas abiertas, también puedes conseguir una luz de despertador inteligente. Este modelo imita el amanecer y comenzará a iluminar tu habitación en el momento que elijas.

También hay lámparas que se conectan a Wi-Fi, por lo que también pueden despertarte con música o algunas palabras de afirmación. De cualquier manera, usar un dispositivo de este tipo puede ayudarlo a levantarse con energía cada mañana.

3. Reducir el estrés

El estrés es una de las causas más comunes de sueño irregular e inquieto. En lugar de descansar y relajarse por la noche, la mayoría de las personas, sin darse cuenta, pasan su tiempo libre preocupándose y pensando en el día que tienen por delante. Como resultado, no pueden conciliar el sueño durante toda la noche o duermen irregularmente y se despiertan aún más cansados.

Aunque es una tarea desafiante, reducir el estrés es fundamental para su calidad de vida, especialmente para sus hábitos de sueño. Si bien no puede controlar completamente lo que sucede en su lugar de trabajo y en su vida personal, puede aprender algunas actividades para desestresarse y usarlas en su tiempo libre.

Por ejemplo, hacer ejercicios de respiración o de puesta a tierra para calmarse antes de acostarse por la noche. Además, es aconsejable dedicar tiempo por la noche a actividades que te relajen y te brinden alegría. Eso puede incluir cualquier cosa, desde leer y escuchar música hasta pasar tiempo con sus seres queridos.

Al liberar el estrés acumulado antes de acostarte, te resultará más fácil conciliar el sueño. Como resultado, dormirá de forma ligera pero reparadora y se despertará mucho más alerta.

4. Sea consistente

Dormir demasiado profundamente y despertarse cansado también puede deberse a un horario de sueño inconsistente. Por ejemplo, si duermes 8 horas una noche, 3 la siguiente y 5 después de eso, tu cuerpo estará agotado debido a la inconsistencia.

Para evitar eso, debe intentar acostarse y despertarse aproximadamente a la misma hora todos los días. Eso incluye los fines de semana, incluso si desea dormir o quedarse despierto toda la noche.

De hecho, mantener un horario de sueño constante podría mejorar tu vida en varios aspectos. Desde tener más energía durante el día hasta enseñarle a tu cuerpo y mente a desconectarse a la misma hora por la noche, es la solución perfecta para todos los que duermen mucho e inquietos.

5. Comience su día de una manera estimulante

Finalmente, también puedes aprender a estar más alerta y enérgico al despertar estimulando tu mente. Puede descargar y jugar un juego desafiante, resolver un crucigrama, escuchar un podcast interesante, leer o realizar cualquier otra actividad que desee.

Al comenzar el día de esta manera, le resultará más fácil levantarse y estará mucho más animado. Además, estarás preparado para afrontar cualquier tarea en el trabajo o la escuela, por complejas que sean.

Para resumir

Con estos consejos, dormir mejor y despertarse bien descansado se convertirá en un objetivo mucho más factible. Al abordar todo el proceso, es importante mantener la mente abierta y experimentar con todos los diferentes métodos que mencionamos (y los que no). De esa manera, establecerás una rutina saludable que funcione para ti.

Por último, un consejo amistoso. Si tiene problemas para despertarse aturdido y nada parece ayudar, lo mejor es hablar con su médico. Muchas condiciones pueden influir en los hábitos de sueño, por lo que es mejor hacer algunas pruebas y tratar de determinar si el problema es más profundo de lo que parece a primera vista.

ARTÍCULOS RELACIONADOS: