Cómo despertar a un durmiente pesado: secretos para el éxito

Para los que duermen mucho, los métodos tradicionales para despertarse no suelen ser suficientes. Si bien algunos pueden reaccionar al sonido de los despertadores, la mayoría de los que duermen profundamente necesitan un poco de ayuda adicional para despertarse del sueño.

Si tienes el sueño pesado o vives con uno, síguelo. Repasaremos algunos consejos y trucos efectivos que puede usar para que despertarse sea una experiencia segura en todo momento.

Definición de una cama pesada

El término durmiente pesado se refiere a una persona que tiene un alto umbral de excitación del sueño. En términos simples, duermen tan profundamente que no pueden despertarse ni siquiera por sonidos y movimientos repentinos y fuertes en su entorno inmediato. Además, también pueden sentirse más cansados ​​durante el día, ya que intentan combatir la fatiga y la necesidad de volver a la cama.

En la actualidad, los científicos aún no pueden responder por qué algunas personas tienen umbrales de despertar del sueño más altos que otros. Algunos creen que las personas que duermen profundamente tienen más tolerancia a las perturbaciones debido a la cantidad de husos de sueño que crean durante las etapas de sueño profundo.

Los husos del sueño son picos repentinos en la actividad cerebral que ocurren cuando estás dormido. Según las teorías, cuantos más husos de sueño cree tu cerebro, más difícil será despertarte.

Por otro lado, ciertos expertos creen que tener el sueño profundo es mucho más simple que eso. Sus teorías dicen que todo se debe a una combinación de genética, condiciones subyacentes y su estilo de vida general y hábitos de sueño.

Entonces, ¿es malo tener el sueño pesado?

La forma en que ves el sueño pesado depende únicamente de tus experiencias. Para algunos, tener el sueño profundo es una ventaja porque les permite tener un excelente descanso por la noche sin ser molestados por los más mínimos ruidos y luces.

Pero para otros, el sueño pesado es una estafa importante que les hace la vida más difícil. Por ejemplo, pueden tener dificultades para despertarse y sentirse cansados ​​todo el día, o pueden llegar siempre tarde a todas sus citas porque se quedan dormidos.

Por lo tanto, todo depende de la cantidad de sueño pesado que afecte su vida diaria y su salud. Si está constantemente fatigado y luchando, de hecho es algo sobre lo que debe consultar con su médico. Pero si no te molesta mucho, simplemente puedes relajarte y disfrutar del buen sueño que tienes por la noche.

Maneras efectivas (¡y seguras!) de despertar a un durmiente pesado

Ya sea que esté buscando formas de despertarse todas las mañanas o necesite consejos para su pareja o familiar, esta guía lo tendrá cubierto. Estas son las formas más efectivas de despertar a un sueño pesado.

1. Reproducir música

Si el sonido de su despertador estándar no es suficiente, es inteligente intentar reproducir música que a usted (oa la persona que está tratando de despertar) le encante. Según un estudio reciente, es mucho menos probable que las personas que se despiertan con música estén de mal humor, irritables y cansadas durante el resto del día.

Dependiendo de tu estado de ánimo, puedes elegir casi cualquier canción que quieras, desde una melodía de amapola hasta un headbanger de rock. En la mayoría de los casos, obtendrá los mejores resultados tocando algo alegre, pero todo depende del estado de ánimo y el gusto musical habitual.

Si desea despertarse, puede reemplazar el tono de llamada normal del despertador con una canción favorita. Y si quieres despertar a alguien más, simplemente toca una canción de tu elección en su habitación.

Si bien la canción debe ser fuerte para despertar al que duerme profundamente, es importante no exagerar. Después de todo, quieres que alguien se despierte, no asustarlo con una canción fuerte repentina.

Entonces, comience a reproducir la canción a un volumen más bajo y luego aumente gradualmente. De esa manera, tendrás más posibilidades de éxito.

2. Usa luces de despertador

De manera similar a los sonidos, las luces también pueden hacer mucho para despertarlo y hacerle saber a su cerebro que es hora de despertarse. Ahora, puede usar luz natural para este truco o comprar bombillas inteligentes en su lugar.

Si vas por la ruta de la luz natural, solo debes dejar las persianas abiertas durante la noche. A medida que sale el sol, la habitación se llenará lentamente de luz, lo que hará que el proceso de despertar sea mucho más fácil.

Por otro lado, si no quieres dejar las persianas abiertas o necesitas levantarte antes del amanecer, las luces inteligentes (como esta) son una buena opción. Colócalos en tu habitación, elige cuándo quieres que se enciendan y ajusta el brillo y el color según tus necesidades.

Algunos modelos (incluido el que hemos vinculado) pueden imitar el amanecer y volverse más brillantes gradualmente. Otros encienden su configuración más brillante de inmediato, por lo que el suyo es solo para elegir qué opción se adapta mejor a su situación.

3. Juega con diferentes aromas

Para muchas personas, despertarse se vuelve mucho más fácil cuando perciben el olor de un aroma que aman. Por las mañanas suele ser el café o su desayuno favorito, aunque las flores o el perfume también pueden hacer el truco.

Por lo tanto, también puede intentar despertar a alguien experimentando con diferentes aromas. Por lo general, este método es más exitoso cuanto más fuerte es el aroma que usa, pero aún así todo depende de la persona.

Como ya se mencionó, los olores a café y comida serán suficientes. No obstante, también puedes probar la aromaterapia, diferentes hierbas y flores (la menta y el jazmín suelen ser los más efectivos), los ambientadores, etc.

En caso de que vivas solo y no haya nadie que te ayude, es una buena idea comprar un difusor de aroma. Puedes llenarlo con aceites esenciales o cualquier otro producto similar y programarlos para que se disparen a una hora determinada cada mañana.

4. Usa una alarma

Si su reloj de alarma no funciona para usted, no debe abandonarlo por completo. Después de todo, la mayoría de los teléfonos inteligentes le permiten ajustar la configuración de alarma avanzada para que su experiencia de vigilia sea más fluida y eficiente.

Por ejemplo, puede jugar con diferentes tonos de alarma y encontrar uno que lo despierte de manera más efectiva. Alternativamente, puede configurar la alarma para que se repita cada pocos minutos, para que no se la pierda, incluso si duerme como un muerto.

Además de estas características, también tiene la opción de hacer que su teléfono vibre cuando suena la alarma. Esta opción podría ayudarlo a despertarse más fácilmente, ya que las vibraciones pueden brindarle el empujón adicional que necesita.

Y en el caso de que necesites algo con aún más funciones y opciones de personalización, puedes comprar un despertador inteligente. Vienen en innumerables formas y tamaños, y sus características van desde básicas hasta altamente sofisticadas.

Por ejemplo, este modelo viene con una IA integrada a la que puedes dar instrucciones específicas. Por lo tanto, el reloj te despertará con una canción, un toque de alarma distinto, hablándote o de cualquier otra forma que elijas.

Además, alarmas como estas también pueden funcionar como altavoces o asistentes virtuales, por lo que también puede usarlas en su vida cotidiana. Además de ayudarlo a despertarse, también pueden ayudarlo en su trabajo y ayudarlo a ahorrar tiempo en tareas básicas.

Consejo profesional

¿Tu mayor problema matutino es el hecho de que escuchas la alarma pero la apagas y te vuelves a dormir? Si es así, podría ser útil colocar el reloj o el teléfono lo más lejos posible de la cama.

Al hacer eso, te obligarás a levantarte para apagar la alarma. Esta acción probablemente sea suficiente para despertarte por completo y asegurarte de que comiences el día exactamente cuando lo deseas.

Por supuesto, es importante no colocar el reloj tan lejos que no puedas escucharlo sonar. Por lo tanto, experimente con el diseño de su habitación e intente encontrar la mejor ubicación posible para la alarma o el teléfono.

5. Descarga una aplicación de despertador

Además del despertador normal de su teléfono, también puede descargar una aplicación de despertador en su dispositivo. Ahora, hay innumerables aplicaciones para elegir, y van desde alarmas simples y personalizables hasta rompecabezas desafiantes.

La última categoría es de hecho la más interesante. Es decir, le ofrece la oportunidad de comenzar su mañana de una manera productiva y estimulante. Por ejemplo, la aplicación Alarmy te permite configurar diferentes desafíos que debes completar cada mañana. Hasta que verifique estos desafíos, la aplicación seguirá funcionando.

En esta aplicación, los desafíos son rompecabezas y están basados ​​en la memoria. Entonces, tendrás que jugar un pequeño juego para despertarte. Aún más importante, la aplicación no dejará de sonar hasta que resuelva todas las tareas con éxito.

Alarmy te permite elegir la complejidad de los desafíos, para que realmente puedas personalizar tu experiencia. Y para asegurarse de no aburrirse, puede cambiar las tareas todos los días y mantenerse alerta.

Además de Alarmy, existen muchas otras aplicaciones que te ofrecen opciones similares. Algunos de ellos son completamente gratuitos, pero la mayoría también ofrece una versión premium que le brinda acceso a más funciones. El tuyo es experimentar y encontrar el que mejor se adapte a tus necesidades.

6. Quítate las mantas

¿Eres tú el encargado de despertar a tu pareja o familiar todas las mañanas? Si es así, una forma segura de lograr que se reincorporen al mundo de los vivos es quitarles esa sensación acogedora de dormir. Para hacer eso, simplemente destápalos en la cama.

No importa cuán profundo sea el sueño, se despertarán ante la repentina pérdida de calor. Además de ser efectivo, este método también es completamente seguro. Es decir, las personas generalmente se despiertan gradualmente cuando les quitas las mantas. Por lo tanto, no los asustará ni hará que toda la experiencia sea traumática de ninguna manera.

7. Establezca una rutina para la hora de acostarse y la mañana

Para aquellos que pueden despertarse pero luchan con sentirse mareados y cansados ​​inmediatamente después de abrir los ojos, la clave es acostumbrarse a una rutina de sueño. Eso implica establecer hábitos saludables tanto antes de acostarse como después de levantarse.

En primer lugar, es esencial intentar conciliar el sueño y despertarse aproximadamente a la misma hora todos los días. Si lo hace, se asegurará de que su cuerpo y su cerebro se acostumbren a un ritmo preciso. Además, puede ayudarlo a descansar lo suficiente cada noche.

A continuación, también es fundamental cambiar algunos hábitos de vida. Por un lado, trate de no comer alimentos pesados ​​y beber café y alcohol por la noche. Además, es aconsejable limitar la exposición a la luz azul, al menos una hora antes de acostarse.

Por último, también debes comenzar tu día con algunas actividades que estimulen la vigilia. Estos incluyen yoga, ejercicio ligero, jugar o resolver acertijos, escuchar música o leer. En resumen, mientras te ayude a despertarte, puede ser cualquier actividad que quieras.

Con el tiempo, te acostumbrarás a este horario y tu cerebro comenzará a despertarte de forma natural. Además, tendrás más energía para afrontar el día que tienes por delante sin sentirte mal todo el tiempo.

8. Consigue/sé un compañero de despertador

Por último, pero no menos importante, siempre es una buena idea pedir ayuda o ayudar a alguien. En este caso, la mejor manera de hacerlo es convertirse en el compañero de atención de alguien.

Como sugiere el nombre, un compañero de despertador es alguien a quien le asigna la tarea de despertarlo por la mañana. Si viven juntos, pueden sacudirlo suavemente para despertarlo todas las mañanas y asegurarse de que realmente se levante de la cama.

En caso de que vivan separados, pueden llamarse por la mañana. De esa manera, pueden ayudarse mutuamente a despertarse y comenzar bien el día. Además de ser un hábito útil, este método también puede ayudarte a acercarte más a un amigo o pareja, lo cual es una gran ventaja.

Resumiendo

Tener el sueño pesado conlleva una serie de dificultades que uno tiene que soportar todos los días. Aparte de la sensación habitual de cansancio y fatiga, el hecho más problemático es que despertarse por la mañana es la parte más difícil de cada día.

Afortunadamente, hay numerosos trucos que puedes usar para hacer esta prueba más fácil. Desde el uso de diferentes aplicaciones de alarma hasta el establecimiento de una rutina saludable para despertarse, muchos pequeños pasos pueden ayudarlo a alcanzar su objetivo con éxito.

Con suerte, esta guía lo ayudará a encontrar lo que funciona para usted. Para ello, es fundamental experimentar y probar tantas soluciones como sea posible. Y no lo olvide: también puede combinar varias opciones a la vez para aprovechar al máximo cada una. ¡Buena suerte!

ARTÍCULOS RELACIONADOS: