Cómo arreglar zapatos que rechinan: ¡9 formas en las que funciona!

No hay nada peor que ser la persona que camina y hace mucho ruido con los zapatos. Preguntándose qué sería. las mejores maneras de arreglar los zapatos chirriantes! Con cada paso, las personas se sienten avergonzadas de sí mismas cuando sus zapatos rechinan y distraen a los demás.

¿Cómo evito que mis zapatos rechinen? La forma más fácil de evitar que sus zapatos rechinen es usar un limpiador de zapatos como la marca WD-40 rociando solo la parte exterior del zapato. El interior debe rociarse con talco o talco para bebés para eliminar la humedad, que podría ser la causa del chirrido.

En lugar de tirarlos, hay algunos consejos útiles que ayudan a las personas a deshacerse de los zapatos que rechinan. Dado que la mayoría de los trucos son simples, lo mejor que puede hacer es probar diferentes opciones y ver qué funciona.

1. Zapatos húmedos chirriantes en la secadora

Colocar zapatos húmedos en la secadora

Es muy probable que los zapatos estén chirriando porque hay algún tipo de agua atrapada dentro de ellos.

Para evitar que los problemas empeoren cada vez más, pruébelos. Una de las mejores maneras de hacerlo de manera efectiva es tirarlos en la secadora.

Asegúrate de agregar un poco de suavizante de telas al zapato poniéndolo primero en una esponja o toallita. En lugar de ponerlo directamente en el zapato, póngalo dentro de la secadora con los zapatos.

No necesita demasiada acción de secado, ya que algo menos de 10 minutos debería ser suficiente. Si una persona los deja puestos por más tiempo, existe la posibilidad de que los zapatos se encojan o se dañen permanentemente por el calor.

Esté cerca cuando use una secadora, porque es importante prestar atención a ciertos materiales.

Si son zapatos nuevos y caros, use la secadora como último recurso. Las otras opciones a continuación podrían ser un poco más seguras.

2. Arregla los zapatos parlantes usando talco para bebés

Talco de bebé en zapatos chirriantes

Gran parte de la molesta humedad queda atrapada justo donde ciertas partes del zapato se frotan contra otras partes.

La clave aquí es poner un poco de talco para bebés (internet) o polvos de talco debajo de la plantilla para absorber la humedad tanto como sea posible.

La mayoría de las veces, de ahí viene el chirrido si está dentro del zapato y es un sonido relativamente nuevo.

No todos los zapatos tienen una suela removible, pero poner un poco de polvo alrededor de la suela también funcionará. Podría ser tan simple como que hay algo de humedad donde el pie y el zapato se encuentran y se frotan.

La mayoría de las personas ya tienen talco para bebés en la casa, por lo que este es un intento muy fácil de volver a poner las cosas en orden.

Incluso si no funciona, no le hará ningún tipo de daño a los zapatos.

3. Suavizar las suelas chirriantes

¿Existe tal cosa como que las suelas sean demasiado nuevas en los zapatos? En realidad, ese es el caso de algunas personas que tienen problemas muy ruidosos. Necesitan romperlos un poco para que no hagan tanto ruido.

Obviamente, nadie quiere llegar al punto en que se desgasta tanto la suela que le resta longevidad al zapato.

Al mismo tiempo, tomar un poco de papel de lija u otro material rugoso permitirá que el fondo se ablande un poco. Cuando el zapato se ablanda, el chirrido comienza a desvanecerse.

4. Jalea de petróleo

Vaselina en zapatos chirriantes

Comúnmente conocida simplemente como vaselina, la vaselina vale la pena para las personas que ya han notado un poco de chirrido y sienten que nada más funciona.

Una de las formas más rápidas de solucionar los problemas de chirridos es colocar una pequeña cantidad de vaselina debajo de la plantilla.

Esto te ayudará a asegurarte de que las partes no se rocen entre sí de forma extraña. Todo va mucho mejor y es posible que también pueda solucionarlo a largo plazo.

Si alguien pone demasiada vaselina en su zapato, puede comenzar a aplastarse y no ser lo más cómodo para caminar.

No debe tener más que una consistencia similar a la de aplicar pegamento a un zapato (o cualquier proyecto).

5. Hojas para secadora

Una toallita para secadora también puede actuar como una forma de separar las plantillas de la suela del zapato que hace algo de ruido.

Puede parecer un poco poco convencional, y no necesariamente se recomienda para los atletas porque puede proporcionar solo un poco de deslizamiento.

Sin embargo, los usuarios ocasionales de calzado pueden encontrar que una toallita para secadora hace el trabajo de forma permanente.

Si el chirrido regresa, preste atención a la hoja de la secadora y vea si se están formando agujeros. Esa podría ser una de las razones por las que se está volviendo demasiado ruidoso.

6. WD-40

Hay un dicho que dice que WD-40 puede arreglar casi cualquier cosa. Justo en la lata, dice que deja de chirriar, seca la humedad, limpia y protege.

Con WD-40, la gente lo usa para zapatos por dentro o por fuera. Venga de donde venga el ruido, el WD-40 puede ayudar.

Suede no reaccionará bien al WD-40, pero todo lo demás debería estar perfectamente bien. No hay razón para apelmazar el WD-40, ya que solo un poco de rocío hará que todo se logre de la manera correcta.

7. Acondicionador de cuero

Hay piezas delicadas en cada par de zapatos que en realidad podrían estar causando algunos problemas de sonido chirriante. Por ejemplo, los cordones de los zapatos podrían estar rozando contra otras partes del zapato.

Lo mismo puede decirse de la lengua, ya que a veces está hecha de un material completamente diferente al resto.

Si se trata de un cordón o una lengüeta más premium, un acondicionador de cuero (internet) puede ayudar. Suaviza un poco el zapato y asegura que las personas tengan una caminata mucho más tranquila en general.

Cualquier tipo de acondicionador funciona y se puede usar en muchos zapatos diferentes.

8. Pegamento para zapatos

Pegamento para arreglar zapatos chirriantes

Los zapatos no están hechos para durar para siempre. De hecho, incluso algunos pares de zapatos relativamente nuevos necesitarán un poco de pegamento para zapatos (internet) u otras reparaciones para que vuelvan a funcionar antes de lo que uno se imagina.

La buena noticia es que el pegamento para zapatos de calidad es relativamente económico y puede durar un tiempo si se almacena correctamente.

Asegúrate de echar un vistazo a las suelas y los tacones de los zapatos chirriantes y ver si hay algún espacio. En términos generales, estos son dos puntos problemáticos que necesitan un poco de pegamento para zapatos.

El superpegamento ayuda hasta cierto punto, pero es tan barato conseguir pegamento para zapatos que por lo general vale la pena la inversión.

El pegamento para zapatos no se endurece de inmediato, por lo que cualquier exceso se puede raspar para darle un aspecto profesional. Trate de mantener todo apretado para que se seque correctamente y funcione como debe.

9. Contrata a un profesional

La reparación de zapatos no es tan popular como lo era en el pasado, pero todavía hay muchas personas que se encargan de los zapatos por un precio.

Los zapateros tienden a trabajar en zapatos premium más que nada, pero pueden asumir casi cualquier tarea.

Lo mejor de los zapateros es que sabrán exactamente qué hacer. No hay conjeturas, y harán el trabajo profesionalmente desde el principio.

Podría terminar ahorrándole a una persona mucho dinero en lugar de tener que comprar un par de zapatos nuevos porque algo le sucedió a su par viejo.

¿Cuánto tiempo permanecerán los zapatos sin chirridos?

Desafortunadamente, no hay garantía de que ninguna de estas correcciones dure a largo plazo. Esto se debe a que pueden surgir nuevos problemas con cualquier par de zapatos y necesitarán tratamiento.

Con tantas formas diferentes de evitar que los zapatos hagan demasiado ruido, es bueno tener opciones. Gran parte es prueba y error, ya que no hay dos pares de zapatos exactamente iguales.

¿Ofrecen las empresas garantías de devolución de dinero por zapatos que rechinan?

Si hay un defecto legítimo en el zapato, ofrecerán una garantía de devolución de dinero en la mayoría de los casos. Podría ser simplemente un par defectuoso, y lo devolverán sin hacer preguntas.

Si están desgastados y existe la posibilidad de que el chirrido se desarrolle debido a las condiciones, es probable que las empresas de calzado no ofrezcan ningún tipo de garantía de devolución del dinero.

Es frustrante si los zapatos son relativamente nuevos, pero no tienen forma de saber si un cliente los dañó.

¿Qué tan notorios son los zapatos chirriantes?

Tenga en cuenta que la mayoría de las personas son mucho más conscientes de los zapatos chirriantes que los que los rodean.

Lo que podría estar molestando a alguien caminando no será tan perceptible para los demás. Una vez que alguien identifica que tiene zapatos chirriantes, es difícil ignorarlo.

Dicho esto, las personas deberían dar un paso más para solucionar los problemas de zapatos blandos si trabajan en un entorno tranquilo con pisos duros.

Estos suelen ser los peores para los zapatos que hacen ruido. La alfombra elimina el sonido causado por los zapatos chirriantes, al igual que muchos ruidos ambientales.

Palabra final sobre zapatos chirriantes

Un buen par de zapatos nuevos puede alegrar a las personas por muchas razones. Dicho esto, si no suenan como deberían, se vuelve difícil usarlos regularmente.

Se supone que los zapatos chirrían hasta cierto punto, pero se pueden hacer muchas correcciones con relativa facilidad. No hay tantas partes en un zapato, por lo que el ruido generalmente proviene de algunas áreas comunes.

Trate de mantener los zapatos lo más secos posible para que la humedad no cause problemas. Si están mojados o hay mucho sudor acumulado en el interior, trata de dejarlos afuera para que se sequen correctamente.

Es tentador poner los zapatos en la secadora si están un poco mojados, pero eso generalmente hace más daño que bien. Como mínimo, es tolerable ponerlos durante un corto período de tiempo a fuego lento.

Trata de envolverlos en una funda de almohada o algún otro tipo de bolso para que no reboten contra las paredes y se estropeen. Por todas estas razones, la mayoría nunca se molesta en ponerlos en la secadora para evitar molestias.

Los zapatos siempre harán un poco de ruido ya que están en contacto con el suelo. No existe tal cosa como un par de zapatos perfectamente silenciosos.

Trate los zapatos de la manera correcta y deberían durar mucho tiempo sin ser una molestia.

Como esto:

Me gusta Cargando…