5 posibles motivos por los que el aire acondicionado de tu coche hace ruido

Siempre es preocupante cuando el aire acondicionado de su automóvil comienza a hacer ruidos inusuales. Hay tantas piezas debajo del capó de un vehículo que puede resultar abrumador y es posible que no sepa por dónde empezar.

Si el aire acondicionado de su automóvil hace ruido, esto puede deberse a tornillos flojos, un mal embrague del compresor, problemas con el refrigerante o una correa de transmisión defectuosa. Identificar y abordar el problema lo antes posible evita daños a largo plazo en el automóvil.

Este artículo analizará las causas más comunes de un aire acondicionado ruidoso en el automóvil y discutirá cómo llegar al fondo de lo que está sucediendo en su automóvil. Aunque el ruido de su CA podría indicar algún problema debajo del capó, siempre es mejor comenzar en la fuente y trabajar hacia afuera.

1. Tornillos sueltos

Los tornillos que mantienen unidos los componentes de CA del automóvil pueden aflojarse con el tiempo y causar un sonido de traqueteo. Si escucha un traqueteo cada vez que se enciende el aire acondicionado, revisar los tornillos es el mejor primer paso.

La forma más fácil de arreglar tornillos sueltos es abrir el capó mientras el aire acondicionado está funcionando e inspeccionar visualmente la unidad para ver qué está temblando. Asegúrese de revisar los tornillos de sus filtros de aire, que son un área problemática común.

Después de apretar los tornillos, agregar un bloqueador de roscas líquido puede ayudar a prevenir el problema en el futuro.

2. Embrague del compresor

Dentro del compresor, hay una pieza llamada embrague del compresor, que alimenta el sistema de CA al enganchar una polea. Tan pronto como enciende el aire acondicionado, comienza a extraer energía del motor para funcionar.

El embrague del compresor tiene tres partes: una armadura, una polea y una bobina. Si la polea se detiene cuando enciende el aire acondicionado, puede crear un ruido chirriante y recibir daños.

Si sospecha que algo puede estar mal con el embrague de su compresor, deje de usar el aire acondicionado de su automóvil de inmediato para evitar daños graves a su compresor, que resulta ser la parte más costosa de reemplazar. Llevar su automóvil a un taller de reparación de automóviles local es la mejor opción.

3. Fuga de refrigerante o aceite

El aire acondicionado de su automóvil tiene dos fluidos en su interior: refrigerante y aceite de compresor. Debido a que el aire acondicionado es un sistema cerrado, mantiene la misma cantidad de líquido sin perder nada por evaporación. Cuando este sello se rompe y se filtra líquido, el aire acondicionado puede comenzar a hacer un chasquido debido a la falta de líquido.

Además de un chasquido, el flujo de aire débil o el aire caliente en el automóvil también pueden indicar que es posible que tenga una fuga en las manos.

Para confirmar una fuga, debe inspeccionar el sistema de CA y las mangueras en busca de una sustancia aceitosa, que puede verse ligeramente verde. Si no ves nada, puedes usar tinte UV. Algunos refrigerantes ya vienen con tinte, aunque es posible que deba comprar algunos para agregarlos por separado. Una vez que inyecte el tinte y haga funcionar el aire acondicionado durante un rato, la fuga brillará bajo una luz ultravioleta.

Si la fuga es pequeña, una solución a corto plazo es usar un producto llamado AC Stop Leak, que viene en muchas marcas diferentes. Con el aire acondicionado funcionando, conecte la lata al puerto de servicio cerca del compresor.

Luego siga las instrucciones para vaciar la lata en su sistema. Detener la fuga es una solución a corto plazo y no reemplaza las grandes cantidades de aceite que pueden haber salido. En última instancia, deberá ponerse en contacto con un taller de reparación de automóviles local para encontrar una solución a largo plazo.

4. Demasiado refrigerante

Una CA sobrecargada (unidad con demasiado refrigerante) puede causar un zumbido en su vehículo. Si hay demasiado refrigerante, el evaporador no tendrá suficiente espacio para que el líquido se convierta en gas. Eso significa que su aire acondicionado enviará líquido al compresor en lugar de gas, lo que puede causar un daño real a su sistema.

Deberá llevar su automóvil a un profesional para que mida la presión en su aire acondicionado y drene el exceso de refrigerante. Intentar drenar el refrigerante usted mismo puede ser peligroso. En primer lugar, muchos indicadores pueden ser inexactos y confiar en ellos puede empeorar el problema. En segundo lugar, los refrigerantes se consideran gases de efecto invernadero y existen protocolos específicos para su eliminación.

5. Correa de transmisión defectuosa

La correa de transmisión conecta el motor de su automóvil a muchos otros sistemas en su automóvil y contribuye a alimentar el sistema de CA. Si bien puede operar un vehículo sin un sistema de CA, no irá a ninguna parte si la correa de transmisión no funciona.

Si escucha un chirrido a través de las rejillas de ventilación del aire acondicionado pero no encuentra ningún problema con el aire acondicionado en sí, es hora de revisar la correa de transmisión. Es posible que sea necesario realinear su cinturón, ajustar la tensión o reemplazarlo por completo. Un profesional puede ayudarlo a determinar el mejor curso de acción.

Nunca debe usar lubricante en su correa de transmisión, incluso si afirma ser efectivo para las correas. Los lubricantes son, en el mejor de los casos, una solución temporal y, en última instancia, pueden causar más daños a la banda.

Debe seguir las instrucciones del manual del propietario de su automóvil sobre la frecuencia con la que necesita reemplazar la correa de transmisión.

Diagnóstico del problema con el aire acondicionado de su automóvil

Si bien es relativamente fácil saber si algo funciona incorrectamente en su automóvil o no, puede ser mucho más complicado diagnosticar la verdadera causa raíz del problema.

Esta sección le dirá todo lo que necesita saber sobre cómo funciona el sistema de aire acondicionado, para que pueda obtener una mejor comprensión de la funcionalidad de su automóvil y llegar a la raíz del problema.

Cómo funciona el aire acondicionado de un automóvil

Antes de comenzar a abordar posibles problemas con su sistema de aire acondicionado, es importante comprender cómo funciona el aire acondicionado de su automóvil. Tener una comprensión general del sistema y sus funciones puede ayudarlo a pensar críticamente sobre lo que podría estar causando problemas en su vehículo.

El aire acondicionado de su automóvil es un sistema cerrado que bombea refrigerante. El AC usa presión para calentar y enfriar el aire a medida que el refrigerante viaja.

Aquí hay un resumen básico del proceso:

  • El compresor toma el refrigerante, que en este momento es un gas, y lo exprime para aumentar la temperatura y la presión.
  • Luego pasa al condensador, que usa un ventilador para enfriar el refrigerante, convirtiéndolo en líquido.
  • Luego, el refrigerante líquido pasa por el receptor/secador, donde se filtra para eliminar los contaminantes y el agua.
  • Luego, la válvula de expansión crea espacio para que la presión caiga, lo que hace que la temperatura baje.
  • A partir de ahí, el evaporador convierte el refrigerante de líquido a gas. Este cambio hace que el refrigerante absorba el calor a su alrededor, enfriando el aire circundante. Luego, un ventilador lleva el aire frío al interior del automóvil.
  • A medida que se enfría, el refrigerante ya está regresando al compresor para comenzar de nuevo.

    Este video de YouTube hace un excelente trabajo al explicar cómo funciona el aire acondicionado de su automóvil:

    Cómo reducir los problemas de aire acondicionado del automóvil

    Siempre es mejor tratar de evitar daños en el aire acondicionado de su automóvil mediante inspecciones y siguiendo las recomendaciones del fabricante, pero los problemas seguirán ocurriendo de vez en cuando. Abordar el aire acondicionado ruidoso del automóvil desde el principio le ahorrará tiempo, dinero y estrés en el futuro.

    Una forma de reducir el problema de su automóvil es por el tipo de ruido que está escuchando.

    Estos son algunos ruidos comunes de CA y lo que podrían significar:

    • Un sonido de traqueteo puede significar tornillos sueltos.
    • Si escucha chirridos, comience con el embrague del compresor.
    • Hacer clic está asociado con fugas de refrigerante o aceite.
    • El zumbido puede ser un signo de demasiado refrigerante.
    • Los chirridos apuntan a una correa de transmisión defectuosa.

    Si no puede encontrar la fuente del ruido o se siente incómodo trabajando debajo del capó, vale la pena llamar a su taller de reparación de automóviles local para una evaluación de diagnóstico completa.

    Otra posible fuente de ruido

    Un ruido extraño proveniente del aire acondicionado de su automóvil no siempre indica un problema con el aire acondicionado en sí. Muchos sistemas debajo del capó, incluidos el motor y las correas, pueden producir un ruido que suena como si saliera de las rejillas de ventilación del aire acondicionado.

    Si mantiene su aire acondicionado funcionando todo el tiempo, apáguelo por completo durante unos minutos. Si el ruido aún proviene de las rejillas de ventilación del aire acondicionado, es posible que se trate de una correa de transmisión defectuosa en lugar de un problema con el aire acondicionado.

    Prevención del mal funcionamiento del aire acondicionado del automóvil

    La mejor manera de mantener su aire acondicionado en buen estado es conducir su automóvil con frecuencia. La mayoría de los problemas con los aires acondicionados de los automóviles ocurren cuando el sistema no ha estado en uso durante dos o más semanas.

    Aunque puede ser tentador medir la presión en el sistema de aire acondicionado de vez en cuando, es mejor no jugar con el aire acondicionado si está funcionando. Su sistema nunca debería requerir más refrigerante para el sistema cuando funciona correctamente. Es posible que deba reemplazar el exceso de refrigerante perdido a través de una fuga, e incluso entonces, debe tener cuidado de no llenarlo en exceso. El aire acondicionado es un sistema cerrado, por lo que no perderá refrigerante cuando funcione correctamente. No es necesario comprobar los niveles de presión para el mantenimiento de rutina.

    También es esencial que su automóvil sea inspeccionado regularmente para abordar cualquier problema antes de que se convierta en un problema más importante. Una buena regla general es realizar una inspección cada 3 a 6 meses, o junto con cada cambio de aceite, lo que ocurra primero.

    Para ir finalizando

    Puede ser desalentador escuchar un sonido extraño proveniente del interior de su automóvil, especialmente del sistema de aire acondicionado. Sin embargo, llegar a la raíz del problema y abordarlo a tiempo puede ayudar a promover la funcionalidad y la longevidad general de su vehículo.

    Con suerte, este artículo lo ha ayudado a lograr una mejor comprensión de su aire acondicionado, para que pueda abordar las fallas antes de que se conviertan en un problema demasiado grande, y se sienta mucho más seguro mientras está en la carretera.

    ARTÍCULOS RELACIONADOS: