Cómo insonorizar una sala de fiestas

¿Has notado que la mayoría de las salas de fiestas, que se encuentran tanto en los edificios residenciales como en los clubs elegantes, carecen de una buena planificación acústica?

Lamentablemente es así.

Son muy frecuentes las quejas de los vecinos que se ven afectados por el ruido de las fiestas que se dan en esos salones destinados para tal fin.

El problema realmente radica en precisamente en la mala planificación a la hora de construir una sala de fiestas, o habilitar como salón de festejos un espacio ya construido.

Una sala de fiestas debe ser un lugar espacioso y cómodo para las personas que son invitados a las fiestas que en él se realicen.

Debe tener pisos adecuados para bailar, buena ventilación natural o aire acondicionado, un buen sistema de iluminación y sonido, además de contar con una  decoración muy agradable.

No obstante, también es muy importante pensar en la insonorización.

Es verdad que el ruido externo poco afecta los eventos que se realizan en los salones de fiestas, salvo el caso eventual de que se trate de una conferencia o charla.

Pero los elevados niveles de ruido producido por la música a alto volumen, las risas, gritos y conversaciones de los invitados, realmente son una gran molestia para aquellas personas que viven cerca y no fueron invitados a la celebración.

Para evitar causar un mal rato a los vecinos y no tener problemas posteriores, es muy importante invertir algo de dinero y esfuerzo en la insonorización.

Una vez que la sala de fiestas esté bien insonorizada, nuestros invitados podrán disfrutar con tranquilidad de sus celebraciones, sin tener que preocuparse porque su alegría moleste a los demás.

De igual manera, también es muy importante que los administradores de estas salas de fiestas manejen un sistema de horarios, ya que es prácticamente imposible insonorizar por completo un espacio.

Y más aún, si es al aire libre; como por ejemplo un Caney o algún otro salón de festejos con áreas abiertas.

Primero lo primero, gánate a los vecinos

Es mucho más fácil lograr lo que queremos si contamos con el apoyo de los demás.

Por lo tanto, ganarse a los vecinos es definitivamente la mejor decisión que podemos tomar, ya que esto nos dará las pautas para saber cuáles son las estrategias que debemos utilizar para nuestro proyecto especifico.

Porque las técnicas de insonorización no serán las mismas en todos los casos.

Podemos comenzar por conversar con las personas que viven cerca de nuestro salón de fiestas, las cuales definitivamente se verán afectadas por los ruidos que salgan del local.

Y preguntarles que ruidos les molestarían, en que horarios se verían más perjudicados por el ruido, cuales días de la semana consideran más apropiados para los eventos etc.

Si nos ganamos la buena voluntad de los vecinos podremos demostrar nuestra intención de no causar muchas molestias por el ruido.

También nuestro deseo de respetar su derecho a trabajar o descansar con tranquilidad tendremos la mitad del problema resuelto, inclusive antes de que el conflicto se presente.

Por otra parte, son precisamente los vecinos quienes pueden orientarnos para saber por dónde se originan principalmente las fugas de sonido.

Las cuales, pueden darse a través de los techos, puertas, ventanas o por la vibración de pisos y paredes.

De esa manera sabremos por dónde empezar a insonorizar.

Comienza inspeccionando las posibles fugas acústicas del salón

Después de  tener la información de los posibles afectados por el ruido, debemos disponernos a revisar personalmente cada área del salón de fiestas para, de esa manera, detectar cuales son los lugares por donde se escapa el sonido.

Podemos dar el primer paso revisando las paredes.

Observando si hay paredes demasiado  bajas, o con grietas o espacios vacios, por donde el ruido pueda salir del salón y molestar a los  demás.

También es importante fijarnos en el grosor de las paredes y si  tienen, o no, algún recubrimiento que sirva como aislante del sonido.

Para este supuesto recomiendo utilizar azulejos acústicos.

Después, revisaremos las puertas y ventanas, para buscar posibles debilidades en cuanto a la acústica.

Ya que una puerta demasiado delgada o unas ventanas demasiado grandes, pueden permitir fácilmente que los sonidos se escapen hacia el exterior.

Y por último revisaremos el techo y el suelo del local.

De esa manera, podremos evaluar las posibilidades que tenemos de minimizar el escape de los sonidos por vía a aérea, y las vibraciones producidas por la música a través de pisos y paredes.

Realiza una evaluación del problema y elabora un plan trabajo de insonorización

Una vez que ya tenemos a la mano toda la información sobre la problemática que genera o pudiera generar a futuro nuestro salón de fiestas a causa del ruido, tomando en cuenta las opiniones de los posibles afectados.

Y después de haber revisado nosotros mismos las características del local, podemos tener una idea de la magnitud del problema y las necesidades específicas de insonorización que requiere el salón de fiestas

Partiendo de este análisis, podemos comenzar a elaborar nuestro plan de insonorización para saber con claridad cuál es la inversión de tiempo y dinero que se requiere.

Este paso es muy importante, ya que si tenemos de antemano una idea clara de lo que vamos a hacer, el orden en que lo haremos, los materiales que necesitamos, el personal que hace falta y el dinero que se requiere, podremos evitar gastos innecesarios tanto de esfuerzo como de dinero y recursos.

Según las necesidades observadas en la inspección que realizamos previamente en los pisos, paredes, techos, puertas, ventanas, respiraderos, y áreas externas del local, es posible que necesitemos algunos de los siguientes materiales:

Todos estos elementos representan, por supuesto, un gasto económico considerable.

A parte del dinero que necesitamos para pagar a las personas que vayan a trabajar en la insonorización o el gasto en comida e hidratación que se necesite.

En caso de no tener que pagar a terceros por el trabajo, ya que la mayoría de las veces estos trabajos requieren de varios días para realizarse.

El plan de trabajo para la insonorización de la sala de fiestas

Para poder organizarnos mejor y administrar correctamente los recursos y el tiempo, podemos dividir el trabajo de insonorización en tres etapas:

Análisis de toda el área del salón de fiestas y toma de medidas

Es bueno contar con un equipo de trabajo.

Podemos comenzar por reunir a las personas que están involucradas en el proyecto de insonorización de la sala de fiestas y hacer una visita al área que vamos a insonorizar.

De esta manera, podremos observar, analizar, conversar y sacar conclusiones en equipo, para saber con exactitud todo lo que vamos a necesitar.

Por ejemplo, si necesitamos un trozo de corcho o poliestireno expandido para tapar un agujero donde antes había un aire acondicionado, procederemos a tomar las medidas exactas del espacio que necesitamos tapar, para poder ahorrar dinero y evitar comprar más de lo necesario.

Por ejemplo: Papel pintado ladrillo blanco 3D o pegatinas de pared de ladrillo de imitación para DIY 

Por otra parte, esta primera visita de inspección al salón de fiestas nos sirve para anotar todas las herramientas y demás cosas que puedan hacernos falta el día del montaje.

Por ejemplo, agua potable, comida o refrigerios, gorras o sombreros, música para animar el trabajo etc.

Compra o búsqueda de los materiales y herramientas que necesitamos

Ya con la lista de todo lo que necesitamos, nos tomamos un día para ir a comprar, conseguir en casa, o con la ayuda de algunos amigos, todos los materiales que necesitamos.

Tenemos que tomar en cuenta que, muchos de estos materiales de insonorización que vamos a usar son muy grandes o pesados y difíciles de transportar.

Por lo cual,  debemos asegurarnos de contar con una camioneta o vehículo grande, para poder así llevarlos a la sala de fiestas, o al lugar donde se van a resguardar hasta el día del montaje.

Montaje e instalación de los materiales  de insonorización

El día de comenzar con la insonorización, debemos tener una planificación ya elaborada y por escrito, de todas las actividades que vamos a realizar.

Necesitamos saber cuántos puntos de insonorización están  programados y cuál o cuáles personas se van a encargar de cada punto.

Si hacemos el trabajo de forma organizada, podremos trabajar en varios puntos simultáneamente y ahorrar tiempo.

Por lo tanto, ese día debemos reunirnos temprano en el local de la sala de festejos con todo el personal que va a trabajar en la insonorización, y hacer una pequeña reunión para aclarar los pasos a seguir y las responsabilidades de cada uno.

Luego de dividirnos en equipos de trabajo y entregar a cada equipo las herramientas y materiales necesarios, junto con las instrucciones y pasos a seguir, comenzamos a trabajar.

Una persona encargada de la logística se ocupará de verificar que cada equipo cuente con lo necesario para poder realizar el trabajo, y se encargará también de garantizar el agua y refrigerio a cada grupo.

De esta manera los equipos de trabajo no perderán tiempo buscando lo que necesiten.

Una persona se encargará de coordinar y supervisar de manera general, todos los trabajos que se estén realizando, para garantizar la unificación de criterios y que se mantenga lo acordado previamente al elaborar la planificación de las actividades.

Es recomendable tomar fotografías de todo el proceso de insonorización para que quede respaldo del trabajo realizado y tener imágenes del antes y el después.

Un ejemplo de plan de trabajo de insonorización puede representarse en una tabla como la siguiente:

 

Hora

 

Punto o área a insonorizar Responsables del trabajo Materiales necesarios Herramientas necesarias Pasos a seguir
8:00 am Puerta principal Sr. Pedro, Sr. Juan 2 láminas de corcho

 

Pegamento

 

2 Chapas de madera

 

Pintura blanca

 

Lijas

 

Clavos pequeños

 

Apliques y adornos de madera

Cuter o navaja

 

Espátula grande

 

Brocha

 

Martillo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Limpiar bien y lijar la cara interna de las puertas.

 

Poner una capa de pegamento y dejar secar por unos 10 minutos

 

Pegar las láminas de corcho y dejar secar por 1 hora aprox.

 

Pegar las chapas de madera a las láminas de corcho  y dejar secar por 1  hora aprox.

 

Pegar los apliques y adornos en la parte interna de las puertas

 

Pintar las puertas

8:00 am Pared donde está la puerta Sr. Carlos, Sr. Raúl y Sra. María Luisa 5 paneles aislantes

pegamento

Brochas

navaja

 

Limpiar bien la pared y aplicar una capa de pegamento

 

Pegar cuidadosamente los paneles aislantes acústicos

11:00 am Cielo raso Todos Laminas de goma espuma

 

Láminas de cielo raso

 

Ángulos de aluminio

 

Tornillos

 

Martillos

 

Destornilladores

 

Hoja de segueta

 

Navaja o cuter

 

Escalera grande

Instalar toda la estructura del cielo raso con los ángulos de aluminio.

Colocar las láminas de goma espuma.

Colocar las láminas de cielo raso

Una vez concluidos los trabajos de insonorización

Después de un trabajo de insonorización bien hecho nos quedará una gran satisfacción.

Por una parte, nos habremos quitado de encima las posibles quejas de los vecinos y las inoportunas visitas de la policía pidiendo que le bajemos el volumen a la música de las fiestas que se darán en el salón

Y por otro lado, podremos garantizar a todos los invitados que van a disfrutar de una acústica agradable y controlada, sin ecos ni reverberaciones que distorsionen la música, y lo mejor de todo, sin daños a terceros.

Es muy importante hacer pruebas de sonido una vez concluidos los trabajos, para garantizar que todo el esfuerzo e inversión han valido la pena.

De igual manera es necesario, además de los trabajos de insonorización que hemos realizado, la implementación de normas de uso de la sala de fiestas, donde incluya las normas de comportamiento, el volumen máximo permitido para la música (el cuál no debe en ningún caso exceder los 100 dB por razones de salud de los propios invitados).

Y los horarios en que puede funcionar el salón de festejos.

¡Ahora solo nos queda disfrutar de las mejores fiestas y demostrar que siempre podemos  divertirnos sanamente sin perjudicar a nadie!

Materiales recomendados

  1. Láminas insonorizantes: Sourcingmap 152x100cm
  2. Moquetas acústicas: Liangliang-moquetas
  3. Paneles insonorizados: Sodical 12 pack