¿Funcionan realmente los ahuyentadores de gatos ultrasónicos silenciosos?

Los repelentes de gatos ultrasónicos silenciosos son exactamente lo que parecen. Usan ondas de sonido de alta frecuencia que solo los gatos pueden escuchar para repelerlos de un área en la que no los quieres. La mayoría de los repelentes de gatos ultrasónicos silenciosos funcionan con baterías (o energía solar) y son lo suficientemente pequeños como para colocarlos en casi cualquier lugar. Como no hacen ruido, contribuyen en gran medida a reducir el ruido de las mascotas.

También son fáciles de usar, pero si todavía te preguntas si funcionan o no te convencen, sigue leyendo para obtener más información.

¿Qué son los ahuyentadores de gatos ultrasónicos silenciosos?

Los ahuyentadores de gatos ultrasónicos silenciosos son pequeños dispositivos que utilizan vibraciones de alta frecuencia para disuadir a los gatos sin hacer ningún ruido audible para los humanos. Por lo general, tienen forma de parlantes y se pueden colocar en mesas, paredes o postes de cercas en el jardín.

Los repelentes estacionarios se colocan en un lugar y emiten ondas de sonido en un rango muy amplio. La principal ventaja de este tipo es que evita que los gatos destruyan las plantas del jardín, desentierren flores y árboles y arañen los autos o las puertas. Sin embargo, no es efectivo para áreas con muchas puertas o ventanas.

Los ahuyentadores portátiles tienen una batería fuerte para que puedas moverlos de un lugar a otro después de observar dónde tu gato suele meterse en problemas. Sin embargo, el sonido no está tan extendido como para el estacionario.

Sin embargo, ambos dispositivos funcionan bien para mantener a raya a los gatos para que pueda pasar un momento tranquilo en su jardín o casa sin la amenaza de estos molestos animales.

¿Cómo trabajan?

Los ahuyentadores ultrasónicos para gatos emiten sonidos inaudibles de alta frecuencia. Las ondas de sonido generadas por los dispositivos se pueden considerar como vibraciones ultrasónicas, que no son audibles para los humanos, pero que los gatos y otros animales pueden escuchar.

Las ondas de sonido ultrasónicas tienen una frecuencia que es demasiado alta para los oídos humanos (por encima de 20 000 Hz).
Un gato tiene un agudo sentido del oído. La frecuencia de las ondas de sonido ultrasónicas emitidas es tal que irrita las sensibles membranas del oído del gato y hace que abandone el área inmediatamente.

A la mayoría de los gatos no les gustan los sonidos de alta frecuencia y evitarán las áreas donde están presentes.
Los científicos sospechan que el ultrasonido emitido por estos dispositivos tiene un efecto disruptivo en sus instintos de caza. Creen que el ruido los confunde y les hace perder el interés por cazar. Esto es como encender una luz brillante en sus ojos mientras intentan cazar.

Las ondas de sonido ultrasónicas pueden viajar a través de paredes, techos y pisos, por lo que no necesita mantenerlas dirigidas a la puerta o ventana que desea proteger.

Sin embargo, las pruebas han demostrado que los ahuyentadores ultrasónicos para gatos pierden eficacia a medida que aumenta el alcance de su señal. Por lo tanto, colocar el dispositivo más cerca de donde se encuentra el gato le dará más tiempo para hacer su trabajo y evitará que el gato regrese.

Dispositivos de disuasión ultrasónicos, audibles y visuales

Hay tres tipos comunes de disuasivos para gatos: ultrasónicos, audibles y visuales. Los disuasivos ultrasónicos usan ruido de alta frecuencia para confundir al gato o distraerlo de su caza.

Los disuasivos audibles reproducen ruidos fuertes como maullidos o ladridos para asustar al gato. Los disuasivos visuales incluyen rociadores activados por movimiento y punteros láser que asustan a los gatos al perseguirlos.

La eficacia de la disuasión ultrasónica varía según algunas cosas, como la hora del día y qué tan cerca está el gato del dispositivo. Cuanto más cerca están, menos efectivo es. Se descubrió que los disuasivos audibles son efectivos en la mayoría de los gatos durante todas las horas del día y de la noche. Sin embargo, algunos todavía no estaban asustados por eso.

¿Valen la pena los ahuyentadores de gatos ultrasónicos silenciosos?

Los repelentes ultrasónicos para gatos son uno de los disuasivos para gatos más populares que se venden hoy en día, junto con los rociadores activados por movimiento y las vallas para gatos, pero ¿merece la pena? Los siguientes beneficios lo ayudarán a decidir si son los mejores para usted.

Están completamente en silencio

El beneficio más obvio de un repelente de gatos ultrasónico silencioso es que no hace ningún ruido, a diferencia de otros métodos para deshacerse de los gatos. Si está tratando de repelerlos sin asustar a otros animales o perturbar la paz en su vecindario, esta es una gran ventaja.

Libre de químicos

No hay productos químicos ni venenos involucrados en este tipo de sistema repelente de gatos. Es completamente seguro para personas y mascotas, incluido su gato. Y la falta de productos químicos significa que puede usarlo en cualquier lugar sin preocuparse por dañar su propiedad o los miembros de su familia.

Sin riesgo para los animales

Los gatos que son rociados con una sustancia de repulsión química pueden quedar aturdidos e incapaces de huir de su agresor, lo que los pone en riesgo frente a otros animales y humanos. Y si hay más de un agresor, el gato podría quedar atrapado entre ellos y terminar herido o muerto.

Conveniente de usar

Los ahuyentadores de gatos ultrasónicos silenciosos suelen ser pequeños y portátiles, por lo que puede moverlos de un lugar a otro si es necesario. Lo bueno de los ahuyentadores de gatos ultrasónicos silenciosos es que funcionan con un sensor de movimiento, por lo que no tiene que preocuparse por encenderlos o apagarlos. Una vez que el gato pasa por el sensor, comenzará a funcionar de inmediato y asustará al animal.

Rentable y asequible

El precio de venta es generalmente bajo, lo que significa que cualquiera puede permitirse comprar uno para su propiedad. No son nada caros y la mayoría de estos dispositivos pueden durar un par de años sin necesidad de ser reemplazados. Esto hace que estos productos sean una solución muy rentable para mantener a los gatos fuera de su jardín.

Inofensivo para humanos y mascotas.

A diferencia de las trampas tradicionales que pueden dañar a tu gato, estos dispositivos solo usan sonido para asustar a tu gato. Por esta razón, son una solución ideal para los dueños de mascotas que no quieren lastimar a su gato pero están hartos de que un invitado no invitado arruine sus muebles.

Alternativas Ahuyentadores de Gatos

Si está buscando alternativas a los ahuyentadores de gatos ultrasónicos y silenciosos, aquí hay algunos consejos:

Intenta usar vinagre

El vinagre es conocido por su poderoso olor. Cuando los gatos huelan vinagre, podrán sentir que pueden enfermarse si ingresan a su propiedad donde roció el vinagre. Por lo tanto, esto podría funcionar como una alternativa para un repelente de gatos ultrasónico silencioso y mantenerlos alejados de su jardín y hogar.

aceite de menta

Este es otro olor poderoso que puede ayudar a mantener a los gatos alejados de su propiedad y su hogar. Los gatos odian el olor a menta y lo evitarán a toda costa.

Puede rociar unas gotas de aceite de menta en la tierra de su jardín o alrededor de las plantas para mantener alejados a los gatos. También es seguro para humanos y mascotas, por lo que no te hará daño si lo tocas accidentalmente.

Colocar cercas y otras barreras

Los gatos tienen dificultad para ver las cercas, por lo que es posible que puedas bloquearlos con cercas altas o celosías. Las plantas trepadoras, como el kudzu, también pueden actuar como una barrera para los gatos.

Estas opciones pueden ser costosas y llevar mucho tiempo, pero pueden no ser necesarias si simplemente está tratando de mantener a los gatos fuera de su jardín en lugar de mantenerlos fuera de su propiedad por completo.

Cultiva menta en tu jardín

Una alternativa natural son las plantas de menta. A los gatos no les gusta el olor a menta, por lo que si plantas menta en tu jardín, puede actuar como un repelente de gatos natural. La menta crece con facilidad y rapidez en la mayoría de los tipos de suelo, por lo que es ideal para mantener alejados a los gatos.

Aerosol de manzana amarga

Este spray está diseñado para disuadir a tu gato de masticar ciertos artículos. El ingrediente activo de este producto es el benzoato de denatonio, que tiene un sabor y olor amargo. El spray no tiene ningún efecto nocivo en animales o humanos, por lo que es una opción ideal para evitar que tu gato muerda muebles, cortinas y otros artículos del hogar.

Bitter Apple Spray se puede comprar en la mayoría de las tiendas de artículos para mascotas. Deberá volver a aplicarlo con frecuencia si desea que siga siendo efectivo.

Para terminar, sí, los repelentes ultrasónicos de gatos funcionan. Si está convencido de que es la mejor solución para su problema específico, hay varios modelos diferentes disponibles para elegir.

Querrá probar el rango de cada producto para asegurarse de que cubra el área que necesita para repeler a los gatos. Por tanto, consiguiendo la máxima eficacia.

Ya sea que su gato esté usando su jardín como caja de arena o saltando sobre y fuera de las plantas causando daños cada vez que aterriza, un repelente de gatos ultrasónico puede resolver su problema y disuadirlos permanentemente de regresar.